El Banco de España no activará el colchón de capital anticíclico

Comment Off

El Banco de España no activará el colchón de capital anticíclico

El Banco de España ha informado que no activará el colchón de capital anticíclico para los bancos domésticos españoles, según ha avanzado el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante el seminario ‘Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía’ organizado por la Universidad Menéndez Pelayo y la Asociación de Periodistas Económicos (Apie).

El porcentaje del colchón de capital anticíclico (CCA) aplicable a las exposiciones crediticias situadas en España se mantiene el 0%. Su última actualización fue el pasado mes de marzo y en un par de días se publicará la decisión para el tercer trimestre de 2019.

Aunque Hernández de Cos justificó recientemente la activación de los colchones anticíclicos incluso sin evidencias de un crecimiento excesivo del crédito, pese a ser uno de los requisitos para su puesta en marcha según la regulación surgida tras la crisis financiera de 2008, el gobernador ha avanzado este lunes que esta activación no tendrá lugar en la próxima actualización, que se conocerá oficialmente dentro de dos días.

El CCA es un instrumento macroprudencial cuyo objetivo es reforzar la solvencia bancaria y suavizar el ciclo crediticio, obligando a las entidades a acumular colchones de capital durante períodos expansivos, que puedan ser utilizados posteriormente durante las crisis.

Esta decisión de política macroprudencial se adopta en el marco de las competencias otorgadas al Banco de España por la Ley 10/2014 de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito, y por el Real Decreto 84/2015 y la Circular del Banco de España 2/2016, que la desarrollan.

Por otro lado, Hernández de Cos ha sostenido que los tipos de interés negativos del Banco Central Europeo (BCE) tienen un efecto neto positivo para las entidades financieras, ya que pese a que reducen el margen de intereses también fomentan el crecimiento del crédito, lo que redunda en la rentabilidad de los bancos.

El gobernador del Banco de España ha reconocido que los tipos bajos reducen el margen de los bancos, pero ha asegurado que al mismo tiempo mejoran el volumen de crédito y la capacidad de pago de los prestatarios.

“El efecto de todo eso todavía consideramos que es positivo. Creo que hay que entender que la política monetaria responde a la situación macroeconómica y lo que vaya a suceder con posterioridad dependerá de evolución macro y de la inflación”, ha señalado.

Sobre el autor

Artículos Relacionados