Colonial cierra un préstamo sostenible con CaixaBank

Comment Off

Colonial cierra préstamo sostenible con CaixaBank
La Socimi Colonial ha firmado con CaixaBank un nuevo préstamo de 75 millones de euros, cuyas condiciones estarán vinculadas al cumplimiento de la estrategia de sostenibilidad de la compañía.

Este préstamo verde estará vigente hasta julio de 2024, según ha señalado la inmobiliaria a través de un comunicado, que ha recordado que su política de sostenibilidad es uno de los “pilares ineludibles de crecimiento corporativo”, como parte de su estrategia ESG (Environmental, Social and Governance).

En el primer trimestre de 2019, Colonial ha finalizado la restructuración de la deuda pendiente de Axiare, cancelando diversos préstamos bilaterales por importe de 131 millones de euros, y refinanciando otros dos bilaterales por importe de 151 millones.

En los tres primeros meses de 2019, Colonial obtuvo un beneficio neto de 23 millones de euros, un 3% más que en el mismo periodo del año anterior, tras lograr unos ingresos por rentas de 87 millones, un 5% más. Su cartera de activos, con más de un millón de metros cuadrados de oficinas, valorados en 11.000 millones de euros.

Recientemente, se conoció que la compañía se encuentra reforzando su cartera de propiedades, con 12 nuevos desarrollos e inversiones en propiedades destinadas a las oficinas. Esos proyectos suman 1.300 millones de euros, según recogió la socimi en su junta de accionistas celebrada el viernes en Madrid.

De los 12 proyectos, cinco se encuentran en Madrid, en el que destaca el conocido como Campus de Méndez Álvaro, al que irán 287 millones. Esa complejo incluirá oficinas y, previsiblemente, viviendas en alquiler, lo que todavía está en estudio, según aseguró Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial. Otro cuatro proyectos se desarrollan en Barcelona y tres en París, donde Louvre Saint Honoré se convertirá en un emblema para la inmobiliaria y en el que invertirá 205 millones.

La cotizada en el Ibex cuenta con una cartera de activos valorada en 11.348 millones, fundamentalmente de oficinas y un 42% en París. Su principal accionista, con el 20,2% del capital es el fondo catarí QIA.

La junta de accionistas también ratificó un incremento del dividendo del 11% respecto a 2017, de 0,20 euros por acción, por un volumen total 101 millones de euros. Sin embargo, el plan de retribuciones a los consejeros de la compañía recibió un 27,79% de votos en contra por el rechazo de varios proxi advisors, según reconoció Juan José Brugera, presidente de la compañía, quien indicó que se sentarán con esas firmas pero que “están cómodos” con el plan vigente.

Sobre el autor

Artículos Relacionados