El Banco Central de Brasil estima una contracción del PIB superior al 5%

Comment Off

El Banco Central de Brasil estima una contracción del PIB superior al 5%

El Banco Central de Brasil ha estimado una contracción del 5,12% del Producto Interior Bruto (PIB) del país en 2020, según señala en su informe de previsiones macroeconómicas semanal.

Esta previsión supone el decimocuarto recorte consecutivo en las proyecciones del instituto emisor respecto al PIB del país. El pronóstico de esta semana representa la rebaja de un punto sobre el de la semana anterior, cuando preveía que el PIB brasileño se contraería un 4,11% este año.

En cuanto a otras proyecciones de la economía brasileña, la entidad estima que los tipos de interés, medidos por la ‘tasa Selic’, terminarán en el mínimo histórico del 2,25% para este año, frente a la previsión del 2,5% de la semana anterior.

Para 2021, el Banco Central de Brasil proyecta un crecimiento del PIB del 3,2%, lo que supone un ligero recorte a la previsión realizada la semana pasada (3,25%). Para 2022 y 2023, las previsiones apuntan a un crecimiento del 3,5% del PIB.

El Banco Central de Brasil estima una contracción del PIB superior al 5% en 2020 Las proyecciones para el objetivo de la ‘tasa Selic’ en 2021 se sitúan en el 3,5%, lo que supone el mismo pronóstico que la semana anterior pero un punto menos que el de hace un mes, cuando el banco estimaba un objetivo del 4,5%. Para 2021, la tasa objetivo se sitúa en el 5,25%, mientras que en 2021 se encuentra en el 6%.

Por último, el IPCA estimado para 2021 es de 3,2%, lo que supone el tercer recorte consecutivo en esta previsión, mientras que para el 2022 y el 2023 el índice se sitúa en el 3,5%.

Por otra parte, el Banco Central de Brasil ha pedido a la Casa de la Moneda que anticipe la impresión de 9.000 millones de reales (unos 1.397 millones de euros), ya que la falta de liquidez impide al Gobierno pagar los subsidios concedidos a los menos favorecidos para afrontar la pandemia de COVID-19.

“La petición tiene como objetivo construir reservas de seguridad y mitigar cualquier consecuencia del fenómeno de acaparamiento que se ha observado desde el comienzo de la pandemia”, explicó este jueves el Emisor en una nota.

La crisis causada por la COVID-19 llevó a parte de la población a guardar el dinero que debería estar circulante en Brasil, explicó la entidad.

Sobre el autor

Artículos Relacionados