El déficit comercial cae un 33,6% en 2012

No Comentado

Déficit comercial

El déficit comercial cerró el año 2012 en 30.757,4 millones de euros, lo que supone un descenso del 33,6% respecto al año anterior, según datos difundidos por Jaime García-Legaz, secretario de Comercio.

Esta cifra, según García-Legaz, supone la mejor cifra de la serie histórica desde que España entró en el euro, que es cuando no se producen distorsiones en las comparaciones porque la entrada en la moneda  única supuso “un antes y un después” en la balanza comercial.

A su parecer, la mayor competitividad de las exportaciones españolas gracias, sobre todo, al descenso de los costes laborales unitarios, al aumento de las empresas que exportan y a la orientación a nuevos mercados, permiten explicar los favorables resultados de la balanza comercial a pesar de la situación recesiva.

El resultado de 2012 es consecuencia del incremento del 3,8% de las exportaciones, hasta 222.643,9 millones de euros, frente a un descenso de las importaciones del 2,85%, hasta 253.401,2 millones de euros.

García-Legaz ha asegurado que las exportaciones de 2012, que registraron el mejor dato de toda la serie histórica -que arranca en 1971-, alcanzaron el año pasado el volumen más alto de la historia económica de España y han crecido en España mucho más que en otros países.

El Ministerio de Economía asegura que a través de la reorientación de las ventas a nuevos mercados se está consiguiendo reducir la vulnerabilidad tradicional de las exportaciones, permitiendo compensar la débil demanda en la Unión Europea.

Los principales sectores exportadores en 2012 fueron los bienes de equipo, los alimentos, los productos químicos, los automóviles y las semimanufacturas. Dentro de los bienes de equipo, destacan los aumentos estos meses de las ventas al exterior de material de transporte ferroviario (+21,1%), motores (+12,8%) y maquinaria específica para la industria (+13%).

Entre los alimentos, resaltan los incrementos de las exportaciones de bebidas (+16,8%), y de carne (+13,8%), al tiempo que resaltan también los avances de los productos químicos orgánicos (+35,8%) y abonos (+20%).

Dentro de las importaciones, han caído todas las rúbricas menos las compras de productos energéticos por la elevada dependencia del exterior en esta materia. De hecho, el déficit energético se incrementó un 13,9% en 2012, aunque el superávit no energético siguió aumentando con datos positivos todos los meses, hasta 14.746 millones de euros, un máximo histórico.

García-Legaz ha reconocido que las importaciones caen, en parte, por la debilidad de la demanda interna, aunque, a su parecer, éste no es “ni el único factor, ni el más importante” y la principal causa es la ganancia de competitividad de la economía, que lleva a que se sustituyan las compras de productos de fuera por más consumo de productos nacionales.

De hecho, ha recordado que la competitividad española mejoró 2,6 puntos en 2012 frente a los 1,4 puntos que mejoró en 2011. En este sentido, ha reconocido que la reforma laboral ha facilitado la mejora de la competitividad porque ha permitido rebajar los costes laborales unitarios desde la moderación salarial en lugar desde el aumento de los despidos.

Por su parte, la tasa de cobertura, el porcentaje de las importaciones que se pueden pagar con las exportaciones, alcanzó el máximo de 87,86%, un dato sin precedentes en los registros.

Por áreas geográficas, a pesar de la ralentización económica de la UE, el superávit comercial siguió creciendo con esta región en todo el año, hasta alcanzar los 12.571 millones de euros, lo que supone más que triplicar el dato de 2011 (4.059,9 millones). Con la zona euro, el superávit comercial alcanzó 7.723,2 millones, frente al saldo de 1.660,2 millones de 2011.

 

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)