Polonia se desacelerará en 2020

Comment Off

 

Polonia se desacelerará en 2020

La economía de Polonia se desacelerará en 2020, aunque mantendrá un crecimiento superior a la media comunitaria, y disfrutará de un clima de bonanza con bajo desempleo, mejores salarios y más ayudas sociales.

El analista del banco privado polaco PKO, Piotr Bujk, ha explicado que “después de más de dos años de fuerte desarrollo, en la segunda mitad de 2019 la economía polaca comenzó a experimentar una desaceleración. Esta tendencia no cambiará este año, pero la desaceleración será probablemente más leve de lo que habríamos temido hace unos meses”.

En el tercer trimestre de 2019, Polonia cerró con un aumento del 3,9% en términos interanuales y del 1,3% respecto al trimestre anterior, el nivel de crecimiento trimestral más alto de toda la UE y cuatro veces superior al promedio comunitario.

De acuerdo a una encuesta realizada a expertos y publicada recientemente por el diario polaco “Rzeczpospolita“, la economía podría crecer este año en torno al 3,4%, por debajo del 4,2% previsto para 2019 y del 5% de años anteriores.

Las estimaciones del Gobierno de Polonia han elevado ese crecimiento para 2020 hasta el 3,7%, mientas que la Eurostat habla de un 3,3%, por encima del conjunto de la Unión Europea, que este año verá un crecimiento del 1,8%, según la Comisión Europea.

El crecimiento económico de Polonia permitirá que el país siga con un bajo desempleo, que en noviembre se sitúo en el 3,2%, la tercera cifra más baja de la Unión Europea.

Bujk ha dicho que esta tasa de desempleo continuará ejerciendo presión sobre los salarios y la inflación, lo que se traducirá en un incremento de los precios al consumidor a un ritmo más rápido que en el conjunto de la Unión Europea, hasta un 3,5% este año.

Por otro lado, Michal Krupinski, el director general del banco PKO, ha dicho que este crecimiento tiene una cara negativa para las empresas, que se enfrentan a una carencia de trabajadores y a un incremento constante de los costes laborales, lo que puede hacer perder competitividad a la economía polaca.

Sobre el autor

Artículos Relacionados