La actividad de la construcción en la eurozona cae un 0,5%

Comment Off

El paro cae una décima en la eurozona hasta el 7,4%

La actividad del sector de la construcción de la zona euro experimentó el pasado mes de agosto una caída del 0,5% respecto al mes anterior, mientras que en España se mantuvo estable, según los datos difundidos por Eurostat, la agencia comunitaria de estadística.

La caída en el octavo mes del año se corresponde con un descenso del 1,3% de la obra civil en términos mensuales, mientras que la construcción de edificios se contrajo en dos décimas.

En comparación con agosto de 2018, la actividad del sector de la construcción registró un alza del 1,2%, lo que equivale a seis décimas menos que en julio y su crecimiento más reducido desde el mes de enero.

En el conjunto de la Unión Europea, la construcción observó en el mes de agosto una caída del 0,2% respecto a julio, cuando había aumentado en medio punto porcentual, mientras que en comparación con agosto de 2018 hubo un incremento del 1,9%.

Entre los países cuyos datos estaban disponibles, los mayores descensos de la producción del sector de la construcción correspondieron a Hungría (-10,5%), Eslovenia (-3,7%) y República Checa (-2,8%), al tiempo que se registraron alzas en Polonia (+2%), Suecia (+1,9%) y Portugal (+0,9%).

En comparación con agosto de 2018, los mayores crecimientos se dieron en Rumanía (+34,2%), Suecia (+6,8%) y Hungría (+5,9%), mientras que los descensos más significativos correspondieron a Eslovenia (-7,5%), Eslovaquia (-6,9%) y Bélgica (-2,5%).

Esta misma semana, Eurostat informó que la inflación en la eurozona se ralentizó en septiembre hasta el 0,8%, su nivel más bajo desde noviembre de 2016.

A principios de octubre, la estimación provisional anunciada por Eurostat para los 19 países del euro en su conjunto era de un 0,9% interanual, después de situarse en el 1% en agosto.

La Eurozona se aleja así del objetivo del Banco Central Europeo (BCE), que considera que una inflación inferior pero cercana al 2% interanual es una señal de buena salud de la economía.

La inflación subyacente o núcleo, que no tiene en cuenta los volátiles precios de la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco, progresó al 1% en septiembre, frente al 0,9% del mes anterior, precisó Eurostat, que no modifica su previsión.

Bajo una presión inédita, la institución monetaria adoptó a principios de septiembre una serie de medidas para apoyar una coyuntura fragilizada en la zona euro y llamó a los países del euro a aumentar el gasto público.

Sobre el autor

Artículos Relacionados