Bruselas lleva a Países Bajos al TUE

Comment Off

Bruselas lleva a Países Bajos al TUE

La Comisión Europea ha llevado a Países Bajos ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), por gravar las transferencias del capital de pensiones acumulado por trabajadores itinerantes en otros países del bloque.

El organismo considera que esta decisión permite pagos a tanto alzado, entre ellos España, pero no las nacionales, una práctica que constituye un “grave obstáculo” a la libertad de movimientos.

Bruselas ha explicado que la legislación europea permite a los trabajadores móviles ocupar puestos de trabajo en Estados miembros que permiten pagos a tanto alzado (totales o parciales de las pensiones. En la actualidad, doce socios permiten estos pagos: Alemania, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Eslovaquia, España, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia y Luxemburgo.

“La opción de gravar las transferencias de fondos de pensiones a estos Estados miembros sin gravar las transferencias nacionales constituye un grave obstáculo a la libre circulación de trabajadores, la libre prestación de servicios y la libre circulación de capitales”, critica el Ejecutivo comunitario.

La Comisión Europea ha dado el paso de elevar la cuestión a la Justicia europea después de que Países Bajos no haya tomado medidas desde noviembre de 2012, cuando los servicios comunitarios abrieron el procedimiento de infracción.

Tampoco reaccionaron las autoridades holandesas en julio de 2018, cuando el Ejecutivo comunitario dio un paso más en este proceso con el envío de un dictamen motivado, que representaba el último paso antes de llevar el asunto ante el tribunal de Luxemburgo.

La Comisión Europea ha presentado sus recomendaciones para reabrir gradualmente las fronteras internas de la Unión Europea (UE), con una desescalada en tres fases (fase cero, fase 1 y fase 2) y corredores seguros entre países con situaciones similares en cuanto a contención de la pandemia.

En esta fase cero es en la que se encuentran a día de hoy la mayoría de países europeos, que han comenzado la desescalada en diferentes tiempos. En la fase dos, la definitiva hasta recuperar la normalidad total, se restauraría el espacio Schengen.

Este proceso de desescalada, precisó Bruselas, es muy importante de cara a la temporada alta de verano en la UE, donde el sector turístico representa en torno al 10% del PIB de la Unión. En España, este porcentaje roza el 13%. Por todo ello, el proceso de retorno a la normalidad debe hacerse “de forma coordinada, concertada y no discriminatoria” entre todos los países.

Sobre el autor

Artículos Relacionados