5.4 C
Madrid
viernes, enero 21, 2022
Inicio Economía y Finanzas El BCE se hará con bonos de Grecia de forma flexible

El BCE se hará con bonos de Grecia de forma flexible

El BCE se hará con bonos de Grecia de forma flexible

El Banco Central Europeo (BCE) tiene previsto realizar compras de bonos soberanos de Grecia al amparo de su programa de compras de emergencia contra la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés) para mantener la transmisión de su política monetaria en el país, según ha indicado el instituto emisor.

En el comunicado, posterior a su reunión de política monetaria, el BCE ha indicado que el PEPP finalizará en marzo, pero que seguirá reinvirtiendo los vencimientos de la deuda comprada al amparo de este programa hasta finales de 2024.

El BCE ha explicado que las reinversiones se seguirán haciendo de manera flexible, y ha mencionado específicamente el caso de Grecia. El BCE seguirá comprando sus bonos al amparo del PEPP incluso por encima de los vencimientos que le corresponden «para evitar una interrupción de las compras en esa jurisdicción, lo que podría alterar la transmisión de la política monetaria a la economía griega mientras se está recuperando todavía de la pandemia», ha especificado el banco central.

El BCE no puede comprar bonos griegos bajo su programa de compras de bonos estándar (APP, por sus siglas en inglés) porque el rating del país está fuera del grado de inversión. Sin embargo, con el programa PEPP realizó una excepción por el impacto extraordinario de la pandemia.

Desde que se anunciara el PEPP en marzo de 2020, el BCE ha comprado 34.925 millones de euros en bonos soberanos griegos, según los últimos datos disponibles del organismo, equivalente a un 2,33% del total de compras del programa.

Por otra parte, la entidad ha optado por la «flexibilidad» y la «progresividad» para iniciar la normalización de su política monetaria en un escenario marcado por la desaceleración en la recuperación de la zona euro y el aumento inesperado de la inflación. La entidad ha confirmado lo que el mercado ya venía descontando y es que no se sumará a otros grandes reguladores centrales, como la Reserva Federal de EEUU (Fed) o el Banco de Inglaterra, en la subida de los tipos de interés, sin embargo, emprenderá el reajuste de los principales programas de compra de deuda de los países miembro.

El banco presidido por Christine Lagarde ha elegido esta fórmula para intentar el equilibrio entre el aumento de los precios y el frenazo de la economía de la región, sus dos principales focos de atención y tensión en estos meses. «Por un lado, vemos que la inflación se mueve hacia nuestro objetivo [del 2%], pero por otro lado vemos la incertidumbre generada por ómicron, los precios de la energía y las presiones en las cadenas de suministros […] Hemos decidido reducir gradualmente los programas de compra para hacer frente a esta situación», ha explicado la dirigente francesa.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -