Los precios de la vivienda nueva en China crecen a su ritmo más bajo

Comment Off

Los precios de la vivienda nueva en China crecen a su ritmo más bajo

Los precios de la vivienda nueva en China han crecido a su ritmo más bajo en casi dos años en noviembre, y la inversión inmobiliaria también ha disminuido, como consecuencia de unas normativas más restrictivas que siguen enfriando el mercado.

El mercado inmobiliario de China, que afecta directamente a más de 40 industrias, es un motor de crecimiento clave para el país en un momento en que los dirigentes económicos están trabajando en reactivar el debilitado sector manufacturero y restablecer la confianza de los consumidores, en medio de la guerra comercial que mantienen con Estados Unidos.

El precio medio de las viviendas nuevas, en las 70 principales ciudades de China, se ha elevado un 0,3% en el mes de noviembre si se compara con el mes anterior, una cifra que se sitúa por debajo del crecimiento del 0,5% registrado en octubre. Los expertos han apuntado que se trata del nivel más bajo que se ha reportado desde febrero de 2018.

En términos interanuales, los precios medios de las viviendas nuevas en las 70 ciudades que han sido analizadas se incrementaron un 7,1% en noviembre, por debajo del 7,8% de octubre. Es el ritmo interanual más lento desde agosto de 2018.

La mayoría de las 70 ciudades todavía registraban aumentos mensuales de los precios de las viviendas nuevas, pero la cifra se ha reducido de las 50 en octubre a 44.

El Gobierno de China ha tomado una serie de medidas drásticas para hacer frente a la especulación inmobiliaria desde 2016 y evitar que los precios suban muy rápido. Por ello, ha endurecido la financiación para el sector y ha mantenido altos los requisitos de pago por adelantado para los compradores individuales.

Los expertos han comentado que es posible que algunos promotores aumenten las promociones de ventas y recorten los precios a finales de este año, con el fin de asegurar los ingresos, aunque la caída de los precios de las viviendas probablemente no sería bienvenida por unos gobiernos locales que quieren mantener la estabilidad del mercado.

Sobre el autor

Artículos Relacionados