El PIB de Uruguay se contrae un 0,4% en el tercer trimestre

No Comentado

El PIB de Uruguay se contrae un 0,4% en el tercer trimestre

El Banco Central de Uruguay anunció que el Producto Interno Bruto (PIB) del país se contrajo en el tercer trimestre un 0,4% respecto al trimestre anterior, afectado por un aprovisionamiento energético más caro, y una pequeña caída en los sectores de la construcción, comercial y de transporte.

Sin embargo, en el informe de Cuentas Nacionales del Banco Central se establece que en términos anuales la economía creció en el tercer trimestre un 3,7% debido a un incremento en el consumo interno, la producción de una nueva planta de celulosa y el sector de transporte.

La economista Gabriela Mordecki, directora del Instituto de Economía de la Universidad estatal, señaló que “hay una leve desaceleración (…) tanto en términos interanuales como trimestrales”. Para el segundo trimestre, el PIB se había incrementado en un 3,9% interanual y un 2,2% al ser comparado con el primer trimestre.

Mordecki considera que esta leve tendencia al enfriamiento se debe a causas relacionadas con factores externos, como por ejemplo la caída en los precios de materias primas, que provocaría, a futuro, una desaceleración de toda actividad agrícola.

Los analistas han señalado que la economía de Uruguay podría crecer un 3,28% al finalizar el año, sin embargo, las autoridades esperan que el crecimiento sea de un 3%.

La industria manufacturera obtuvo un incremento del 10,1% en términos interanuales, impulsada por la puesta en marcha, a finales de junio, de una planta de celulosa de la sueco-finlandesa Stora Enso y la chilena Arauco.

El sector de la construcción de Uruguay decreció un 5,2% interanual y un 2,5% respecto al trimestre anterior debido al término de las obras de la planta de celulosa. Asimismo, este sector se vio afectado por la culminación de diversas obras públicas.

El economista Pablo Moya, de Oikos Consultores, afirmó que “no esperábamos muchos cambios respecto a trimestres anteriores”, además considera que “nuestra estimación (…) era que el consumo privado se iba a mantener y las exportaciones tendrían que tener una mayor dinamismo que las importaciones”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)