Fitch ratifica su calificación de ‘default’ para Venezuela

Comment Off

Fitch ratifica su calificación de 'default' para Venezuela

Fitch Rating ha ratificado su calificación de ‘default’ para la deuda de Venezuela, y ha asegurado que, tal como están las condiciones políticas y económicas del país, el Gobierno de Nicolás Maduro no va a poner en marcha un plan de estabilización, al menos a corto plazo.

De acuerdo con un informe publicado esta semana, Fitch ha decidido mantener la calificación soberana de Venezuela en ‘default’ selectivo (RD), situación en la que está desde que dejó de cumplir con el pago de bonos en noviembre del año pasado.

La agencia de calificación ha señalado en una nota que “el Gobierno de Maduro parece estar atrincherado y la oposición está dividida y bajo presión, especialmente después de las elecciones presidenciales anticipadas en mayo de 2018. Los militares son en gran parte colaboradores del régimen. Como resultado, Fitch no espera que el gobierno proponga o implemente un programa de estabilización económica en el corto plazo”.

Fitch ha ratificado su calificación de ‘default’ sobre los papeles de Venezuela denominados en dólares. De acuerdo con lo que ha indicado en su informe, estos papeles acumulan una mora de 5.500 millones de dólares (4.747 millones de euros), de los cuales 3.800 millones de dólares (3.280 millones de euros) corresponden a bonos soberanos y 1.700 millones de dólares (1.467 millones de euros) a Petróleos de Venezuela.

La nota de la agencia de calificación detalla que “incluso si el gobierno decide resolver el incumplimiento, Fitch cree que la resolución se prolongará debido a las graves distorsiones económicas, los complejos desafíos legales, las sanciones de Estados Unidos y la gran cantidad de reclamos pendientes”.

Fitch Rating considera que el nuevo régimen cambiario de Venezuela es “altamente distorsionante” y que “una mayor intervención estatal y débil respuesta a los desequilibrios macroeconómicos extremos ha conducido a una profunda contracción económica de cinco años e hiperinflación”.

Por otro lado, la agencia de calificación “espera que los déficits fiscales se mantengan elevados y se financien imprimiendo dinero, lo que alimentará la inflación”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados