Desciende la inversión del capital riesgo

No Comentado

Según un informe de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (Ascri), realizado en colaboración con Webcapitalriesgo.com, la inversión de las entidades de capital riesgo en España descendió un 44% durante el primer semestre del año, hasta los 1.145 millones de euros, respecto al mismo periodo de 2011.

Sin embargo, la asociación destaca que el semestre, “aunque fue poco activo”, es mejor que el primero del año 2009, cuando la inversión ascendió a 671 millones de euros. De esta forma, la actividad del capital riesgo vuelve a los niveles de los primeros seis meses de 2006 y 2010.

Entre enero y junio se cerraron un total de 450 operaciones, un 37% menos que el pasado año. El 78% de ellas fueron por valor de menos de 500.000 euros. En midmarket (entre 10 y 100 millones de euros) se cerraron 11 operaciones por las 20 de 2011.

En el apartado de grandes inversiones (más de 100 millones de euros), las operaciones durante el semestre fueron tres y las realizaron operadores internacionales. La mitad de las inversiones correspondieron a fase de expansión, el 47% a empresas en primeras etapas y el 1% a operaciones apalancadas.

Ascri señala que, para el conjunto de las inversiones, “continúa vivo el apetito por los sectores anticíclicos y fácilmente internacionalizables, como IT, medicina y salud, energía o biotecnología”. Por número de operaciones, los sectores preferentes fueron informática (173), productos y servicios industriales (63) y otros servicios (37).

En la primera mitad del año, la captación de fondos se redujo un 36% respecto al primer semestre de 2011, alcanzando los 945,4 millones de euros. Más del 79% tiene su origen en la aplicación de fondos internacionales, mientras que solo un 22% corresponde a operadores nacionales.

El informe subraya que la captación de nuevos fondos sigue siendo el “principal” reto del sector, “pues tradicionalmente la mitad de los nuevos recursos provenían de los inversores internacionales, y éstos no están invirtiendo por la volatilidad económica”.

En cuanto a los inversores nacionales, Ascri asegura que muchos han desaparecido (cajas de ahorros y bancos) y otros han congelado, liquidado o reducido sus aportaciones.

Por su parte, las desinversiones ascendieron a 523 millones de euros entre enero y junio, un 45% menos que el pasado año. El número de estas operaciones creció un 12%, hasta las 252 operaciones.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)