El PIB de China sube un 6,7 % el segundo trimestre de 2018

Comment Off

El PIB de China sube un 6,7 % el segundo trimestre de 2018

China prevé que el crecimiento del producto interior bruto (PIB) del segundo trimestre del año que, según las previsiones de los analistas, se situará en el 6,7%, una décima menos que el registrado en el primer trimestre, pese a que la guerra comercial con EEUU aún no ha tenido impacto en su economía.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) informará sobre el ritmo de crecimiento de la segunda economía mundial en una rueda de prensa en la sede del Consejo de Estado (Ejecutivo) en Pekín.

La firma de análisis Capital Economics figura entre quienes pronostican una ligera desaceleración en el crecimiento del PIB hasta el 6,7% debido a las débiles ventas minoristas y a la tendencia a la baja de la producción industrial y de la inversión en activos fijos.

En los tres primeros meses de 2018, el PIB de China creció un 6,8%, al mismo ritmo que en el último trimestre del año anterior y por encima de su objetivo de crecimiento en torno al 6,5% para este año.

Los analistas también advierten de que la guerra comercial entre EEUU y China no tendrá impacto hasta dentro de unos meses, cuando empiecen a tener efecto los nuevos aranceles a las importaciones chinas por parte de la administración de Donald Trump.

El pasado lunes, Washington anunció la aplicación de aranceles a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares, que se sumaron a los gravámenes anunciados la semana anterior por valor de 34.000 millones.

Entre los argumentos utilizados por Trump para justificar estas medidas proteccionistas destaca el elevado superávit de Pekín con Washington, y que durante la primera mitad del año aumentó hasta los 852.000 millones de yuanes (127.400 millones de dólares, 109.500 millones de euros), según cifras oficiales divulgadas el viernes.

En términos generales, el superávit comercial chino cayó un 26,7% durante los seis primeros meses del año, debido sobre todo al aumento del 11,5% de las importaciones, mientras que las exportaciones crecieron un 4,9%.

La producción industrial en China aumentó un 6,8% interanual en mayo, ralentizándose dos décimas respecto a la subida que había registrado en abril.

La inversión en activos fijos, por su parte, aumentó un 6,1% en los primeros cinco meses del año, descendiendo desde el 7% que acumulaba hasta abril.

En cuanto a la industria manufacturera china, también se ralentizó en junio al situarse el índice gerente de compras (PMI) de ese sector en los 51,5 puntos, cuatro décimas por debajo del registrado en mayo.

Los últimos datos de las ventas minoristas chinas también muestran una desaceleración, ya que en mayo aumentaron un 8,5% interanual hasta los 3,04 billones de yuanes (475.200 millones de dólares), frente al 9,4% registrado en abril.

Por otra parte, la inflación china subió ligeramente en junio, cuando el índice de precios al consumo (IPC) alcanzó un 1,9% interanual, una décima más que en mayo, impulsado por el aumento del precio del crudo y de los alimentos.

Según pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el crecimiento de la economía china se ralentizará ligeramente este año hasta el 6,6% y se moderará gradualmente hasta el 5,5% en 2023.

El FMI atribuyó el crecimiento del 6,9% del PIB de China registrado en 2017, dos décimas más que en el año anterior y batiendo las expectativas del mercado, al “rebote cíclico del comercio global”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados