Banco de España: la riqueza financiera de las familias y empresas se congela

Comment Off

Banco de España: la riqueza financiera de las familias y empresas se congela

El Banco de España ha indicado que la riqueza financiera neta de las familias y empresas, calculada por la diferencia entre sus ahorros y las deudas, se ha congelado en 1,361 billones de euros al finalizar el primer trimestre de 2018, la misma cantidad que el año anterior.

De acuerdo a las Cuentas Financieras del cierre de marzo, los activos financieros netos representaron el 116% del producto interior bruto (PIB), un 4,6% menos que el 2017.

En comparación con el último trimestre de 2017, la riqueza financiera neta de los hogares y las empresas establecidas en España se redujo 1,24%.

Los activos financieros de los hogares, lo que se entiende por dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta, se redujeron en el primer trimestre al pasar de 2,137 a 2,133 billones de euros.

El Banco de España ha agregado que esta disminución “fue el resultado de una adquisición neta de activos financieros de 19.000 millones de euros durante los últimos cuatro trimestres que fue más que compensada por el efecto negativo de la disminución de los precios de los activos de 24.000 millones, fundamentalmente, en los de renta variable”.

Respecto al PIB, los activos financieros totales de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro en España representaron un 181,6% a finales del primer trimestre, lo que supone unos 8 puntos menos que el año anterior.

La nota publicada por el Banco de España detalla que la deuda bruta de las sociedades no financieras y las familias alcanzó los 1,837 billones de euros al final del primer trimestre, un 156,4% del PIB y 9,4 puntos porcentuales menos que en el mismo periodo de 2017.

Para finalizar, el ente central ha indicado que, por sectores institucionales, la deuda no consolidada representó en ese período un 95,9% del PIB en las sociedades no financieras, aunque si se excluyen los préstamos interempresariales, la ratio se ubica en un 77,2% y un 60,5% en los hogares e instituciones sin ánimo de lucro (ISFLSH).

Sobre el autor

Artículos Relacionados