El Banco de Japón mantendrá su actual política monetaria

Comment Off

El Banco de Japón mantendrá su actual política monetaria

El Banco de Japón ha anunciado que mantendrá sin cambios su actual política monetaria de tipos de interés muy bajos, que desde el año 2016 sitúa en el -0,10%, mientras que va a aumentar el alcance de sus programas de compras de activos y creará una línea de financiación específica al 0% para las empresas afectadas por el brote de Covid-19.

Esta decisión que ha tomado el ente central japonés se suma al anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de una bajada de 100 puntos básicos de los tipos de interés y el lanzamiento de un plan de compra de activos de 700.000 millones de dólares (628.864 millones de euros).

El Banco de Japón ha decidido, por una mayoría de 7 votos contra 2, mantener una tasa de depósito del -0,1%, así como seguir adelante con sus compras de bonos por importe de 80 billones de yenes anuales (674.694 millones de euros) para limitar al 0% la rentabilidad de la deuda con vencimiento a diez años.

La institución también ha tomado la decisión de doblar el alcance de sus compras de fondos cotizados (ETF), hasta los 12 billones de yenes (101.204 millones de euros) anuales, además de aumentar el importe de sus adquisiciones de bonos cororativos y a corto plazo, hasta los 3,2 y 4,2 billones de yenes (26.975 y 35.405 millones de euros), respectivamente, lo que supone un aumento del 45% y del 30% en cada caso.

Por otro lado, el Banco de Japón ha anunciado que creará una línea especial de financiación para las empresas que se vean afectadas por el brote del coronavirus, que proporcionará préstamos a las empresas a un tipo de interés del 0% contra la garantía de su deuda corporativa con vencimiento a un año.

El ente central prevé que los tipos de interés a corto y largo plazo se van a mantener en sus niveles actuales o por debajo, siempre que sea necesario.

De cara a los próximos meses, el Banco de Japón estima que la actividad de la economía seguirá débil, mientras que las expectativas sobre la inflación apuntan a un deterioro debido a la reciente guerra de precios del petróleo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados