Bonet (Cámara de Comercio) solicita avales públicos para créditos a empresas y autónomos

Comment Off

Bonet (Cámara de Comercio) solicita avales públicos para créditos a empresas y autónomos

José Luis Bonet, el presidente de la Cámara de Comercio de España, ha pedido avales públicos para créditos de empresas y autónomos, con el fin de esquivar el cierre de empresas y el despido masivo de trabajadores, como consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Así lo ha señalado en una entrevista en RNE, en la que ha pedido medidas “inmediatas” y que el nuevo paquete de medidas que prevé aprobar este martes el Consejo de Ministros “se vea que va en serio” y en la línea de establecer “grandes remedios a grandes males”, y se obvie la “pusilanimidad” porque la situación es “realmente grave”.

“Hay que tomar medidas más allá de lo que cualquiera podría imaginar”, ha enfatizado Bonet, quien ha pedido que se aparque la apuesta por la “estabilidad” y que haya una coordinación entre los países del sur de Europa.

“Lo primero es la salud, lo segundo la supervivencia, después la recuperación y la reactivación”, ha añadido Bonet, que ha opinado que la situación de crisis actual “solo se arregla con liquidez”, en la línea de lo implementado por Alemania para que no le falte dinero “a nadie”.

El Consejo de Ministros de este martes prevé aprobar avales públicos de crédito, así como medidas de flexibilidad en los expedientes de regulación de empleo (ERTEs) y el posible aplazamiento de las cuotas a la Seguridad Social.

Para Bonet es importante que el Gobierno se valga de la banca pública, a través del ICO, pero también de los criterios técnicos de la banca privada, que “puede ayudar mucho”. “Evidentemente la banca no lo podrá hacer si no tiene aval público, pero con público sí”, ha dicho.

Además, ha insistido en la necesidad de una respuesta coordinada a nivel europeo y en que la Unión Europea flexibilice los límites fiscales, ya que de lo contrario “la gente perderá absolutamente la confianza en alguien que cuando se le necesita no acude”.

También ha pedido medidas para el colectivo de autónomos al ser relevantes en el tejido empresarial español, por lo que ha reclamado “mover todos los recursos del Estado, que son muchos, a favor de que se pueda aguantar la situación temporal y luego ya se recuperará”.

El presidente de la Cámara de Comercio de España ha incidido también en el posible impacto del sector turístico y de las exportaciones como consecuencia del cierre de fronteras, si bien ha apuntado que ahora mismo la economía está “en el ojo del huracán”, y en un primer momento hay que atender a la liquidez, y más tarde “trabajar juntos para recuperar y continuar con la línea de progreso que España esta teniendo”.

Junto con las palabras de Bonet, la Cámara de Comercio de España lanzó ayer un comunicado en el que proponía, en el ámbito laboral, facilitar la flexibilidad laboral en las empresas, agilizando y reduciendo los plazos para el trámite de procedimientos de suspensión de contratos de trabajo y reducción de jornadas por causas productivas.

Asimismo, permitir el aplazamiento de manera extraordinaria para todas las empresas y autónomos de las cuotas de la Seguridad Social sin recargos ni intereses, contemplando la bonificación del 100% de la cuota de Seguridad Social de los autónomos obligados al cese de actividad por cuidado de hijos o dependientes ante el estado de alarma.

La Cámara también propone también facilitar el acceso de los autónomos a la prestación por cese temporal de actividad ante una caída de ingresos provocada por la crisis sanitaria y garantizar el abono de las bajas desde el primer día y garantizar la disposición de material de protección en los centros de trabajo.

En materia fiscal, urge a aplazar el pago de impuestos trimestrales y retenciones los dos primeros trimestres del año a autónomos y pymes que se hayan visto afectadas en su actividad en todo el país, y contemplar la posibilidad de condonación en determinados supuestos.

En el caso de grandes empresas, aplazar sin coste adicional el pago de estos impuestos de los dos primeros trimestres del año para su abono en los próximos doce meses, cuando la actividad se haya podido recuperar completamente.

La Cámara de Comercio pide evitar cualquier situación que en el corto plazo penalice o afecte negativamente a la actividad de las empresas, en particular, la creación de nuevos impuestos o tasas que impacten negativamente al tejido productivo o a sectores de actividad concretos, así como aplicar fórmulas flexibles en el ámbito impositivo que fortalezcan al tejido productivo.

Respecto a las cuestiones financieras, considera que hay que poner en marcha con carácter de urgencia líneas de crédito, por parte de todos los instrumentos públicos de financiación, sin intereses y con plazos de carencia de al menos un año en la devolución del capital principal para pymes y autónomos en toda España.

Entre el resto de medidas financieras, también se incluyen el asegurar la liquidez de las empresas disponiendo avales con garantía soberana para la financiación del capital circulante de pymes y autónomos por parte de los bancos privados; asumir, por parte de la Administración, los costes derivados de adoptar las medidas excepcionales en determinados sectores directamente afectados; actualizar y agilizar los pagos retrasados por parte de las Administraciones públicas y las devoluciones tributarias pendientes; o flexibilizar la regla de gasto a los ayuntamientos en el año 2020 con el fin de que inviertan en autoconsumo y apoyo al tejido productivo y social, siempre que lo financien sin incremento en la deuda.

Por último, desde el punto de vista de la administración, pide poner en marcha un punto de contacto directo en varios ministerios que pueda informar con carácter específico y hacer efectivas las solicitudes de las empresas, trabajadores y autónomos en sus respectivos ámbitos de actuación; definir protocolos homogéneos para las actuaciones sobrevenidas como consecuencia de la crisis del Covid-19 en los ámbitos laboral, mercantil y fiscal mediante la publicación urgente de una guía dirigida a operadores económicos.

Además, Bonet reclama la creación urgente grupos de trabajo con representantes de todos los sectores económicos, para identificar dificultades y buscar medidas correctoras concretas para cada sector.

Sobre el autor

Artículos Relacionados