Moody’s rebaja la calificación de la deuda de Venezuela

Comment Off

Moody's rebaja la calificación de la deuda de Venezuela

La semana pasada, Moody’s rebajó la calificación de la deuda de Venezuela desde ‘Caa3’ a ‘C’, y ha cambiado la perspectiva de estable a negativa.

La agencia de calificación crediticia explicaba en una nota que esta decisión se ha basado en la “expectativa de que la continua erosión de la capacidad de pago de Venezuela generará grandes pérdidas para los tenedores de bonos, con continuos incumplimientos en los pagos de intereses sobre diversos bonos, agravados por los próximos vencimientos del principal.”

Asimismo, se ha tomado en consideración “los límites a la capacidad de Venezuela para reestructurar su deuda planteados por las sanciones actuales de los Estados Unidos que impiden a los inversores aceptar nuevos instrumentos de deuda en virtud de un posible canje de deuda, lo que agravará aún más las pérdidas”.

Moody’s detallaba en su informe que “el continuo declive en la producción petrolera de Venezuela probablemente se mantendrá y presionará aún más los flujos de efectivo en moneda extranjera, con una grave escasez de divisas (…) Las perspectivas para el sector petrolero de Venezuela probablemente reflejen el empeoramiento de la situación financiera del país. La gran brecha de financiamiento externo del país y la disminución de las fuentes de financiamiento implican que los próximos pagos del servicio de la deuda se seguirán incumpliendo”.

Los analistas de la agencia de calificación consideran que “dado que el gobierno hasta ahora ha realizado pagos tardíos solo en cupones de PDVSA que superaron los períodos de gracia de 30 días y no en cupones soberanos, es cada vez más probable que el gobierno no pueda cumplir con los pagos del principal, como el que vence en agosto de 2018 por más de 1.000 millones de dólares”.

El informe de Moody’s concluye que “si bien las autoridades han señalado que planean remediar parte de los pagos atrasados ​​de los intereses tanto de PDVSA como de los bonos soberanos, las presiones del flujo de efectivo de la menor producción de petróleo tendrán un gran peso en su capacidad para cancelar todos los atrasos. Esperamos que las pérdidas en capital e intereses sean muy altas y consistentes con una calificación C”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados