La UE contempla nuevos impuestos energéticos

Comment Off

La UE contempla nuevos impuestos energéticos

La Unión Europea está contemplando la posibilidad de imponer nuevos impuestos energéticos con el fin de cumplir con sus objetivos climáticos, de acuerdo con lo que dijeron el viernes un grupo de dirigentes comunitarios, y Alemania ha pedido “medidas drásticas” para reducir las emisiones de dióxido de carbono.

En los últimos diez años, los países de la Unión Europea han liderado el cambio global hacia las energías renovables y han establecido el mayor sistema de compraventa de derechos de emisión del mundo para fijar el precio del carbono y reducir la dependencia de los combustibles más contaminantes.

Sin embargo, las normas del bloque en materia de fiscalidad de la energía no han cambiado desde hace más de 15 años.

Están “desactualizados y mal adaptados a los retos del cambio climático y a la evolución de la política energética a nivel de la Unión Europea”, de acuerdo a lo que señala un documento que los ministros de finanzas de la Unión Europea tenían previsto debatir en las reuniones celebradas el fin de semana en Helsinki.

Olaf Scholz, el ministro de Finanzas de Alemania, ha señalado a su llegada a la reunión que se necesitan “medidas drásticas” para poder contrarrestar el cambio climático y ha instado a un planteamiento internacional sobre el tema.

Asimismo, ha dicho que “estamos en el proceso de averiguar cómo podemos limitar el consumo de CO2 en la agricultura, las pequeñas empresas o el transporte”.

Por otro lado, el principal comisario económico de la Unión Europea, Valdis Dombrovskis, ha comentado ante los periodistas que las opciones incluyen un impuesto al dióxido de carbono y una revisión de los impuestos sobre la energía.

Entre las posibles medidas que se han incluido en un documento preparado por la presidencia finlandesa de la Unión Europea se encuentran unos tipos impositivos mínimos más elevados sobre la energía, gravámenes sobre los combustibles fósiles y el fin de las exenciones para los sectores del transporte aéreo y marítimo.

La agenda de la Comisión Europea, que entrará en funciones en noviembre, incluye objetivos ambiciosos para reducir las emisiones de carbono en al menos un 50% hasta el año 2030.

Sobre el autor

Artículos Relacionados