La deuda de la banca española con el BCE se eleva un 3,36% en agosto

Comment Off

La deuda de la banca española con el BCE se eleva un 3,36% en agosto

El Banco de España ha informado que la deuda de los bancos españoles con el Banco Central Europeo (BCE), que refleja la apelación bruta de las entidades al instituto emisor a través de las operaciones regulares de financiación, se elevó un 3,36% en agosto respecto al mes anterior, hasta los 148.665 millones de euros.

No obstante, según los datos hechos públicos por el Banco de España y recopilados por Europa Press, la deuda de las entidades españolas con la autoridad monetaria de la zona euro es un 11,6% inferior en comparación con agosto de 2018, cuando se situó en 168.175 millones de euros.

Por su parte, la apelación bruta del conjunto del Eurosistema al organismo que preside Mario Draghi alcanzó en el octavo mes del año los 695.779 millones de euros, un 0,08% menos que un mes antes y un 6.36% por debajo de agosto de 2018, cuando se situaba en 743.038 millones de euros.

Así, la apelación de los bancos residentes en España al instituto emisor en agosto ha continuado reduciéndose, al representar el 21,36% de la apelación total del conjunto del Eurosistema.

Por otro lado, el volumen agregado de activos adquiridos en España en el marco de los distintos programas de compra de activos implementados desde 2009 por el BCE sumaba 330.559 millones de euros en agosto, es decir, un 0,47% menos que en julio.

Esta cifra se ha incrementado un 0,3% en un año, reflejando el impacto de las compras mensuales de activos realizadas por el BCE en el contexto del programa de expansión cuantitativa (QE), iniciado en marzo de 2016.

En el conjunto del Eurosistema, el importe agregado de las compras de activos alcanzó en agosto un total de 2,61 billones de euros, un 0,17% menos que el mes anterior y un 1,18% por encima del dato de un año antes.

Según los datos del Banco de España, el volumen agregado de compras de activos en España representa un 12,65% del total correspondiente al balance consolidado del Eurosistema.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, defiende que el requisito mínimos de fondos propios y pasivos admisibles (MREL, según sus siglas en inglés) de la banca mediana puede ser menos exigente que el de las entidades sistémicas a nivel global, dado que en caso de problemas, puede aparecer un posible comprador que recapitalice la entidad, como ocurrió con Banco Popular.

Sobre el autor

Artículos Relacionados