Alemania limitará la subida del precio de los alquileres

Comment Off

Alemania limitará la subida del precio de los alquileres

Alemania reconoce, desde hace años, que tiene un problema con los precios de los alquileres y su imparable escalada, especialmente en las grandes ciudades. Ya en 2015, el Gobierno de Angela Merkel aplicó una serie de medidas con el objetivo de impedir por Ley que los precios de los alquileres creciesen por encima del 10% en las zonas consideradas más “tensas”.

Sin embargo, la Ley no ha tenido la eficiencia desea, según ha confesado la propia ministra de Justicia, Katarina Barley, responsable también de la protección de los consumidores, y los precios de los alquileres han seguido disparándose. Por ello la pasada semana anunciaron una nueva serie de medidas para reforzar el control de precios establecido en 2015, hacer más eficaz la Ley y tratar de tapar algunos de los vacíos legales que presentaba la norma.

Por ejemplo, en caso de mejoras realizadas en un edificio, en el futuro el dueño no podrá decretar aumentos superiores a los 3 euros por metro cuadrado. Asimismo, se prohíbe anunciar o ejecutar obras destinadas a presionar a los viejos arrendatarios para que busquen otra vivienda y poder alquilar los pisos a precios más altos.

La violación de esa prohibición deberá ser castigada con multas de hasta 100.000 euros y los arrendatarios tendrán derecho a una indemnización

También se contempla imponer a los dueños de las casas la obligación de informar a los nuevos arrendatarios sobre el monto del arriendo que pagaban sus antecesores. Una medida clave para reforzar la Ley de 2015, ya que uno de los problemas que encontraron para frenar la escalada de precios es que los inquilinos no tenían forma de comprobar si el precio que les pedían los propietarios estaba dentro de los límites, y que provocó que el 75% de los propietarios de Berlín incumpliesen la Ley.

Además, el Gobierno quiere aumentar las inversiones en la construcción de vivienda para personas de bajos ingresos, apoyar inversiones privadas y respaldar a las familias que quieran comprar o construir vivienda propia.

El Bundesbank ya ha advertido que el precio de la vivienda en las ciudades alemanas puede estar entre un 15 y un 30% sobrevaloradas, lo que podría suponer que se esté desarrollando una burbuja inmobiliaria.

Sobre el autor

Artículos Relacionados