La banca lusa ha recibido ayudas públicas por más de 14.000 millones

No Comentado

La banca lusa ha recibido ayudas públicas por más de 14.000 millones

Portugal ha informado que desde que estalló la crisis en 2008, el Estado luso ha gastado más de 14.000 millones de euros en la banca del país, cifra que puede seguir creciendo por la venta de Novo Banco y el futuro de la Caixa Geral de Depósitos (CGD).

Este dato, que se desprende de informes del Tribunal de Cuentas y del Instituto Nacional de Estadística (INE), representa casi el 8% del PIB portugués, y no incluye las ayudas devueltas por algunas entidades ni las ganancias obtenidas con el cobro de intereses.

Por su parte, la agencia Moody’s alertó recientemente que la banca lusa es una de las más frágiles de Europa por sus niveles de capital, pero esta debilidad viene de atrás: en los últimos 8 años, tres entidades fueron rescatadas y otras tantas recibieron apoyos públicos.

El primer descalabro data de 2008, cuando el Banco Portugués de Negocios (BPN) se convirtió en el primero en ser nacionalizado en la democracia lusa para evitar que sus pérdidas contagiasen al sector.

Las pérdidas para el Estado generadas por ese pequeño banco, después vendido al angoleño BIC por 40 millones, superaban en 2014 los 2.700 millones de euros y aún pueden seguir aumentando.

Un año después, el Banco Privado Portugués (BPP) se declaró en suspensión de pagos y acabó por desaparecer después de que Lisboa se negase a inyectarle dinero por estar asociado a delitos de falsificación de cuentas y blanqueo.

El Consejo de Finanzas Públicas -entidad estatal que revisa la evolución presupuestaria del Estado- avisó en julio que la recapitalización de la CGD puede tener un impacto negativo en el déficit presupuestario y en la deuda pública, al igual que la compensación de los clientes afectados del antiguo BES.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)