S&P: la suspensión de los dividendos de las aseguradoras no supone un riesgo de crédito

Comment Off

S&P: la suspensión de los dividendos de las aseguradoras no supone un riesgo de crédito

S&P Global Ratings considera que la decisión de las compañías aseguradoras de suspender el reparto de los dividendos no implica ningún riesgo de crédito, sino que demuestra una posición de precaución.

Según ha explicado, la postura de frenar cualquier tipo de distribución de capital no tiene por qué implicar la existencia de restricciones de capital o efectivo.

“Tiene que ver con la incertidumbre generada por la pandemia del coronavirus Covid-19 y los altos costes que podrían materializarse como resultado de esta situación”, ha indicado el analista de S&P Dennis Sugrue.

La firma de calificación crediticia ha recordado que la suspensión del reparto de beneficios entre accionistas se enmarca también en las recomendaciones que han realizado varios reguladores como respuesta a la crisis generada por la expansión del coronavirus.

Los reguladores y supervisores de Europa, Australia o México han aconsejado a las aseguradoras, igual que a otros sectores como el bancario, que sean prudentes al establecer el reparto de capital, especialmente en los casos en los que su distribución afecte de manera material a las posiciones de capital o liquidez.

En cualquier caso, S&P no considera la reciente oleada de aseguradoras que han elegido saltarse los próximos pagos de dividendos como una señal de debilidad sistémica de capital en toda la industria, por lo que en este momento no se realizaran cambios teniendo únicamente en cuenta este aspecto.

“Nos comprometemos activamente con las aseguradoras en la comprensión de las implicaciones del Covid-19 en sus posiciones de capital”, ha precisado.

No obstante, sí que ha advertido de que un relevante deterioro en la posición de capital o liquidez de una aseguradora, junto con la suspensión del dividendo, podría tener implicaciones negativas en la nota de solvencia.

S&P Global Ratings estimó que los indicadores crediticios ajustados de apalancamiento de Colombia Telecomunicaciones (Movistar), caerán en los próximos dos años por debajo de sus expectativas.

Esto por el “refinanciamiento de deuda híbrida dado que 50% del total de instrumentos híbridos se contabilizaba como capital. Además, el posible menor crecimiento económico como resultado del Covid-19, podría comprometer las expectativas de crecimiento de la compañía”, afirmó la calificadora.

Asimismo, resaltó que el pasado 30 de marzo la compañía redimió su bono de contenido de “capital intermedio” por 500 millones de dólares (457,7 millones de euros) por medio de créditos pagaderos al vencimiento (bullet), que contarán con plazo de cinco años con un banco local y se espera que tome créditos bancarios adicionales por 70.000 millones de dólares (64.000 millones de euros) para requerimientos de capital de trabajo, por lo que se les retiró la calificación de instrumentos híbridos de ‘BB-‘, y ahora confirmó su calificación con ‘BB+’.

Sobre el autor

Artículos Relacionados