S&P rebaja la nota de Puerto Rico

No Comentado

S&P rebaja la nota de Puerto Rico

Standard & Poor’s (S&P) ha rebajado la calificación de las Obligaciones Generales de Puerto Rico, de “BB” a “B”, así como la de su brazo financiero, el Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

Esta rebaja se ha presentado poco después del inicio de la tramitación parlamentaria de una reforma fiscal que busca introducir un nuevo impuesto sobre el valor añadido (IVA), y que, según S&P, “creará mayor incertidumbre en cuanto al momento de la recaudación de los ingresos prometidos” para respaldar ciertos bonos.

S&P también rebajó la nota de los bonos del BGF ante la “persistente debilidad económica” de Puerto Rico y la decisión de invalidar su ley de reestructuración de la deuda, “lo que amenaza su capacidad para acceder a los mercados de capital en condiciones razonables”.

La agencia calificadora cree que “la actual trayectoria económica y financiera de Puerto Rico es ahora más susceptible a las condiciones de mercado adversas, que en última instancia podrían afectar a su capacidad para financiar los servicios públicos y sus compromisos de deuda”.

Asimismo, considera que la debilidad económica ha traído como consecuencia la disminución de ingresos y el desequilibrio fiscal, lo que ha llevado a los Gobiernos a emitir cada vez más deuda, haciendo que la situación sea “difícil de sostener”.

La perspectiva de S&P es negativa ante la duda de si Puerto Rico será capaz de mantener niveles mínimos de liquidez, cumplir su presupuesto y hacer que se recupere la economía.

Asimismo, reconoce que el resultado de la implantación del nuevo sistema contributivo es incierto, por la dudosa capacidad de Hacienda para recaudar el IVA y por la falta de acuerdo entre los dos principales partidos sobre su conveniencia.

Además, la agencia calificadora asegura que la anulación de la ley de quiebra para empresas públicas reduce el interés de los inversores en refinanciar los 2.200 millones de dólares de deuda de la Autoridad de Carreteras que planeaba el Gobierno para recapitalizar al BGF.

S&P asegura que “seguimos creyendo que el crecimiento económico es necesario para que Puerto Rico pague los crecientes compromisos de deuda, pensiones y costos de atención de salud y, en nuestra opinión, las perspectivas para ello han disminuido en los últimos meses (…) Puerto Rico podría encontrarse sin acceso a los mercados a un costo asequible si la liquidez del BGF cae o si los inversores que actualmente invierten en Puerto Rico y sus corporaciones públicas abandonan su estrategia de préstamos de alto rendimiento”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)