En España e Italia, las ayudas benefician menos a las rentas bajas

Comment Off

En España e Italia, las ayudas benefician menos a las rentas bajas

España e Italia son los países de la Unión Europea en los que la población con menos renta se beneficia en menor medida de las prestaciones sociales, según un estudio de la Comisión Europea con datos de entre 2004 y 2014, que analiza los efectos de la política fiscal para reducir las desigualdades en cada Estado miembro.

El Ejecutivo comunitario publicó el pasado viernes un informe sobre las finanzas públicas en la Unión Económica y Monetaria (EMU) , que dedica un capítulo al impacto de la política fiscal en la distribución de la riqueza en cada país.

Dentro de este apartado, el estudio analiza cómo afectan sobre la redistribución de los ingresos dos factores distintos: el diseño de las prestaciones sociales y el diseño de los impuestos directos. En relación al primero de ellos, Bruselas destacan el poder redistributivo porque los hogares más pobres “tienden a recibir más transferencias sociales a su renta que los ricos”.

“En la mayoría de los Estados miembros, las transferencias sociales se destinan principalmente a los deciles más bajos (la población con menos ingresos). Los deciles más bajos que ganan más con las transferencias sociales son los de Reino Unido e Irlanda y, los que menos, los de Italia y España”, concluye el documento.

El estudio acompaña la información con un gráfico que muestra que en España el 10% más rico (el último decil) es la única parte de la población que paga más en impuestos que lo que recibe en ayudas sociales. El penúltimo decil está en una situación de equilibrio y el resto de la población, por el contrario, es receptora neta de transferencias sociales. Es decir, recibe más prestaciones que los impuestos que paga.

Esta situación sólo se repite en Bulgaria, Hungría, Francia y Portugal y contrasta con la de otros países comunitarios en los que la mayoría de la población es contribuyente neta, como Países Bajos y Dinamarca. En Bélgica y Suecia el 50% más rico de la población también paga más de lo que recibe, mientras que en Alemania el 40% más rico es contribuyente neto.

A nivel general, el estudio afirma que la mayor parte de la reducción de las desigualdades en la UE se debe, de media, a las transferencias sociales en efectivo (un 80%), mientras que el restante 20% tiene su origen en los impuestos directos. Además, destaca que el efecto redistributivo de un impuesto o una prestación no sólo depende de su tamaño, sino también de cómo esté orientado a los diferentes escalones de la población según su renta.

Sobre el autor

Artículos Relacionados