La banca cobra una comisión media de 130 euros a clientes no vinculados

Comment Off

La banca cobra una comisión media de 130 euros a clientes no vinculados

Los bancos españoles tradicionales cobran una media de 130 euros al año por el mantenimiento de una cuenta corriente a aquellos clientes que no cumplen con las condiciones de vinculación. Este aporte puede subir a 155 euros si se suma la comisión de mantenimiento media por las tarjetas de débito.

Así concluye la comparativa de la plataforma mejor-banco.com sobre las cuentas más populares de Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankia, Bankinter, Kutxabank, Ibercaja, Cajamar y Liberbank, que reconoce que la mayoría de estas entidades ofrecen una cuenta gratuita a los clientes más vinculados, domiciliando la nómina o contratando algún seguro.

Explica que si el usuario no está vinculado, la contratación de una cuenta y una tarjeta le costaría un mínimo de 75 euros anuales, con la cuenta corriente y tarjeta de débito de Bankinter, y un máximo de 290 euros, con la cuenta y tarjeta de CaixaBank.

En cuanto a las comisiones operativas, si bien muchas de las comisiones que cobran los bancos son evitables, hacer una transferencia desde la oficina tiene una comisión mínima media de 4,60 euros, siendo BBVA la que más cobra (un mínimo de 8 euros) y CaixaBank y Sabadell los que menos, con 2 euros por transferencia en oficina.

Por tener un saldo negativo, los bancos cobran de media un mínimo de 14 euros de comisión por descubierto, a lo que cada una suma un interés. Algunas entidades también cobran por ingresar cheques, con una comisión mínima de 3,15 euros en el caso del Santander, frente a CaixaBank, Sabadell, Bankia, Kutxabank y Cajamar que no cobran por este servicio.

Cabe recordar que el Gobierno aprobó el pasado año un real decreto ley con el que se garantiza que todos los bancos ofrezcan una cuenta de pago básica para colectivos vulnerables, cuya comisión máxima asciende a 3 euros al mes.

La banca española ha realizado un incremento generalizado de la comisión por mantenimiento de la cuenta, que afecta a todos los usuarios por igual, tengan 10 o 200.000 euros en el banco.

La mayoría de las entidades financieras ha acabado con la gratuidad de sus productos básicos, como las cuentas corrientes, y ha elevado las exigencias a cambio del coste cero. La tónica común es penalizar sobre todo a los clientes sin vinculación, los que resultan menos rentables al tener menos actividad con el banco.

Sobre el autor

Artículos Relacionados