Las fintech impulsan la competencia en el sector bancario

Comment Off

Las fintech impulsan la competencia en el sector bancario

La irrupción de las fintech en el sector financiero impulsa la competencia, lo que generará una mayor eficiencia en términos de precios más asequibles, así como mejores servicios y más diferenciados, y una estructura de precios transparente, según se desprende un informe elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La ola actual de innovación es “un shock paradigmático” de incremento de la competencia por el lado de la oferta, con nuevos operadores y mejoras tecnológicas que reducen costes, márgenes y precios. “Esto equilibra el poder del mercado, lo que puede significar mejores condiciones para comercios y consumidores”, precisa.

De esta forma, la CNMC considera que los nuevos entrantes y los competidores “de nicho” (ya sean empresas de reciente creación o de sectores distintos) pueden disputar la posición de los operadores establecidos, reduciendo costes, precios y márgenes de beneficio.

No obstante, el organismo encargado del buen funcionamiento de los mercados subraya que el impacto de las fintech “tampoco debe magnificarse”, ya que algunas innovaciones, como los DLTs o los ‘robo-advisors’ son todavía incipientes.

La CNMC apunta a los fallos de mercado y a las barreras de entrada, intrínsecos al sector bancario, las asimetrías de información y los sesgos de comportamiento, que implican una ventaja para los operadores instalados por su presencia física y su interacción personal.

También destaca la existencia de otras barreras como las economías de escala o el acceso a datos, que pueden llevar a las fintech a asumir un papel de “entidades o bancos secundarios”. “Muchos de los nuevos competidores no podrán aplicar subsidios cruzados y materializar las economías de escala, por lo que están abocados a ofrecer constantemente condiciones más ventajosas y, por ende, obtener una menor rentabilidad”, asegura.

Pero las barreras y fallos del mercado no son una razón para obstaculizar el desarrollo de las fintech. La CNMC considera que es al contrario, que son motivos para garantizar que los competidores reales o potenciales puedan efectivamente disputar una posición dominante, de forma que la regulación (por ejemplo, aplicando principios como la neutralidad tecnológica y la no discriminación) no contribuya a esos contextos de poder de mercado

En todo caso, la normativa de competencia se aplicará cuando se abuse de una posición de dominio sin poder compensador de las fuerzas del mercado o se produzcan acuerdos anticompetitivos entre operadores. “Una mayor competencia implica un incremento en la eficiencia y una mejor asignación de recursos, siendo la eficiencia un estándar incluso más válido en las finanzas que en otros sector, ya que es una ratio de rentabilidad-riesgo”, explica el organismo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados