Recorte de previsiones para la economía de la eurozona

No Comentado

Recorte de previsiones para la economía de la eurozona

Las previsiones de crecimiento para la economía de la eurozona han sido recortadas esta semana por el Banco Central Europeo (BCE).

Según el organismo dirigido por Mario Draghi, el PIB de la eurozona crecerá un 0,8% en 2014 (dos décimas menos de lo previsto anteriormente), y un 1,2% en 2015 (tres décimas menos que en la estimación previa).

Asimismo, los pronósticos a más largo plazo de los expertos apuntan a un crecimiento del PIB del 1,5% en 2016, frente al 1,7% previsto hace tres meses.

Los participantes en la última encuesta elaborada por el BCE entre expertos en previsión económica explicaron esta revisión a la baja por las “decepcionantes cifras de crecimiento del PIB en el segundo trimestre”, así como por la persistencia de la baja confianza empresarial en algunos países y unas perspectivas menos optimistas en algunos mercados de exportación.

Los analistas señalan como el principal riesgo a la baja para estas previsiones las tensiones geopolíticas, incluyendo la crisis entre Rusia y Ucrania, pero también la situación de Oriente Próximo.

Asimismo, los expertos advirtieron con menor intensidad de otros riesgos como una demanda externa menor de lo previsto procedente de China o la ausencia de avances en las reformas de algunos países de la eurozona.

Las nuevas previsiones de crecimiento de los analistas se sitúan así por debajo de los pronósticos de septiembre del BCE, que prevé una expansión del PIB del 0,9% este año y del 1,6% en 2015, mientras que para 2016 el crecimiento llegaría al 1,9%.

En cuanto a la evolución de los precios en la eurozona, los analistas consultados por el BCE han revisado a la baja sus expectativas, que ahora apuntan a una subida de precios del 0,5% este año y del 1% en 2015, frente al anterior pronóstico del 0,7% y el 1,2%, respectivamente.

Asimismo, los expertos han recortado en una décima su previsión de inflación para 2016, hasta el 1,4%, mientras que a más largo plazo esperan que los precios subirán un 1,8%, por debajo del 1,9% anticipado con anterioridad.

La principal razón apuntada por los expertos consultados para esta revisión a la baja son los menores precios del petróleo, mientras que señalaron que la depreciación del euro puede compensar esta evolución.

“Según los participantes en la encuesta, existe una probabilidad relativamente alta (del 53%)…Sin embargo, la probabilidad de un dato negativo de inflación en 2014 es baja (3%)”, señala el BCE.

Los últimos pronósticos sobre inflación del BCE apuntaban a un alza de los precios del 0,6% este año y del 1,1% en 2015, mientras que en 2016 la inflación sería del 1,4%.

Respecto al empleo, los analistas no han prácticamente cambiado sus anteriores estimaciones: la tasa de paro de la eurozona será del 11,6% al cierre del presente año, y del 11,3% en 2015, bajando al 10,9% en 2016, una décima peor de lo previsto anteriormente.

 

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)