Jean-Claude Trichet apoya públicamente a Draghi

Comment Off

Jean-Claude Trichet apoya públicamente a Draghi

Jean-Claude Trichet, el expresidente del Banco Central Europeo (BCE), ha apoyado públicamente a Mario Draghi frente sus críticos, respaldando sus decisiones de aprobar sucesivos estímulos para la economía de la eurozona.

En un artículo de opinión publicado en el ‘Financial Times‘ y titulado ‘Los críticos de Draghi están equivocados’, el francés ha dicho que no está de acuerdo con la carta publicada la semana pasada por seis exbanqueros centrales. En ese documento, antiguos miembros del BCE criticaron a Mario Draghi, asegurando que su política monetaria se basaba en un diagnóstico “erróneo”.

El documento estaba firmado por los exmiembros del BCE Ottmar Issing y Juergen Stark, que formaron parte del Comité Ejecutivo de la autoridad entre los años 1998 y 2006 y 2006 y 2011, respectivamente; así como por el exgobernador del banco central de Austria Klaus Liebscher, el expresidente del Bundesbank Helmut Schlesinger, el exgobernador del banco central de Países Bajos Nout Wellink y el antiguo subgobernador del Banco de Francia Herve Hannoun.

Los seis exbanqueros defendieron que el BCE había alterado la definición inicial de estabilidad de precios, aludiendo a que en origen se delimitó que dicha variable debería estar por debajo del 2%, por lo que 1,5% tendría que ser aceptable.

No obstante, Trichet ha apuntado que, en el año 1998, cuando se estableció el BCE, se delimitó que estabilidad de precios se traducía en un crecimiento del índice de precios al consumo (IPC) armonizado por debajo del 2%, pero eso “no equivale a un rango entre el 0% y el 2%”.

En relación a las medidas “no convencionales” de política monetaria, Trichet ha asegurado que las decisiones tomadas bajo su mandato y el de Draghi fueron “necesarias” y “valientes”.

Trichet ha señalado que “no es acertado decir, como hacen los autores del documento, que existe un ‘amplio consenso’ en que la expansión cuantitativa ya no está teniendo un impacto positivo en la demanda doméstica”.

Respecto a los tipos de interés, ha agregado que “no hay estimaciones empíricas que sugieran que el BCE está en un punto en el que las consecuencias adversas de tipos negativos sobrepasen a las positivas”.

También ha respaldado la idea de Draghi de que la política monetaria del BCE no puede hacerlo todo por sí sola, sino que necesita el apoyo fiscal de los países que son miembros del euro que dispongan de espacio de maniobra, así como reformas estructurales.

Sobre el autor

Artículos Relacionados