Sube la confianza de los inversores alemanes hasta los 71,5 puntos

Comment Off

Sube la confianza de los inversores alemanes hasta los 71,5 puntos

La confianza de los inversores institucionales en Alemania, de cara al futuro, ha registrado en agosto un sustancial incremento respecto del mes anterior, de acuerdo con los datos ofrecidos por el índice del Centro de Investigaciones Económicas Europeas de Leibniz (ZEW, por sus siglas en alemán), que ha subido hasta los 71,5 puntos desde los 59,3 del mes anterior, lo que supone la mejor lectura del dato desde enero de 2004.

Por contra, la evaluación que los inversores hacen la situación actual de la economía germana ha empeorado ligeramente, hasta los -81,3 puntos desde los -80,9 de julio.

“Las esperanzas de una rápida recuperación económica han seguido aumentando, pero la evaluación de la situación solo está mejorando lentamente”, comentó el presidente del ZEW, el profesor Achim Wambach, señalando que los expertos esperan ver una recuperación general, especialmente en los sectores domésticos.

“Sin embargo, las expectativas de beneficios aún muy bajas para el sector bancario y las aseguradoras para los próximos seis meses son motivo de preocupación “, señaló Wambach.

Para el conjunto de la zona euro, las expectativas de los inversores también han mejorado en agosto, elevando la lectura del correspondiente indicador hasta los 64 puntos, frente a los 59,6 enteros del mes anterior. Sin embargo, la valoración de la presente coyuntura económica en la zona euro ha empeorado en agosto hasta los -89,8 puntos desde los -88,7 de julio.

Hace dos semanas, la estimación preliminar publicada por la Oficina Federal de Estadística (Destatis), precisaba que el producto interior bruto (PIB) de Alemania, la mayor economía europea, se hundió en el segundo trimestre de 2020 un 10,1% respecto de los tres meses anteriores, cuando la ‘locomotora europea’ había registrado ya una contracción del 2%.

“Se trata de la mayor caída desde que comenzaron a calcularse los datos de PIB trimestralmente en 1970”, ha explicado la oficina estadística germana, subrayando que el desplome de la actividad entre los meses de abril y junio “fue mucho mayor que durante la crisis financiera, cuando se registró una caída del 4,7% del PIB en el primer trimestre de 2009”.

Destatis destacó que en el segundo trimestre del año se produjo “un desplome masivo” de las exportaciones e importaciones de bienes y servicios, así como del gasto en consumo de los hogares y de la formación de capital en maquinaria y equipamiento por parte de las empresas. Por su parte, el gasto del Gobierno se incrementó sustancialmente durante la crisis.

Sobre el autor

Artículos Relacionados