17.1 C
Madrid
martes, mayo 11, 2021
Inicio Economía y Finanzas La CEOE condiciona la evolución de los precios en 2021 con el...

La CEOE condiciona la evolución de los precios en 2021 con el petróleo y la recuperación del consumo

La CEOE condiciona la evolución de los precios en 2021 con el petróleo y la recuperación del consumo

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha anunciado que cree que la evolución de los precios en 2021 estará «muy condicionada» por el comportamiento de los precios de petróleo y de la recuperación del consumo, aunque considera que se puede afirmar que el país está en una coyuntura de estabilidad de precios.

Desde su punto de vista, el repunte del IPC del 1,3% en marzo desde el 0% de febrero viene explicado casi en su totalidad por la subida del componente de energía y, concretamente, de los precios de la electricidad y los carburantes.

No obstante, la estabilización de la inflación subyacente, según la patronal, refleja la situación de «debilidad económica» en la que el país está inmerso.

A pesar del repunte de marzo, la moderación de precios sigue siendo la «nota dominante», ha resaltado CEOE, que cree que, si a ello, se le añade el aumento de los costes de producción y de los impuestos que deben seguir asumiendo las empresas, «la reducción significativa de los márgenes empresariales es un hecho constatado».

Días atrás, la CEOE de Castilla y León lamentó que los datos del paro del mes de marzo, publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, reflejan, «desafortunadamente, una preocupante parálisis del mercado laboral en la Comunidad».

La reacción de la patronal castellanoleonesa se produce tras conocer una subida del 12,02%, 18.340 desempleados más, en comparación con el año anterior, a pesar de que en términos relativos se haya producido una caída del 2,15% respecto a febrero, superándose nuevamente la barrera de los 170.000 parados (170.993).

A ello suma que, en marzo, la cifra de afiliación a la Seguridad Social se situó 899.595 en Castilla y León, un 0,71% menos que en el mismo mes del año anterior, con algo más de 6.400 afiliados menos que hace un año, en el momento previo a la pandemia, cuando la cifra de afiliados alcanzó los 905.998.

Los datos, «sin perspectivas de mejora», ponen de relieve, a juicio de CEOE en Castilla y León, la concentración de la destrucción de empleo y de los trabajadores en ERTES en el sector servicios (117.832 parados), principalmente en hostelería, hotelería, actividades artísticas y recreativas, agencias de viaje y comercio.

Además, en opinión de CEOE Castilla y León, con estas cifras resulta evidente que las medidas están resultando insuficientes y que las empresas necesitan más apoyo y verdaderas ayudas económicas directas para garantizar su supervivencia a corto plazo.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -