El Eurogrupo estudia limitar a 10.000 millones el rescate a Chipre

No Comentado

 El Eurogrupo estudia limitar a 10.000 millones el rescate a Chipre

Los ministros de Economía de la eurozona quieren limitar a 10.000 millones de euros el rescate a Chipre, en vez de los 17.000 millones (equivalentes al PIB total del país ) que solicita el Gobierno de Nicosia.

El rescate de Chipre lleva bloqueado desde hace meses por las acusaciones contra la isla de blanquear dinero ruso y por el enfrentamiento entre los Estados miembros sobre cómo garantizar la sostenibilidad de la deuda. El Eurogrupo quiere limitarla al 100% del PIB en 2020, mientras que la petición inicial de rescate la hubiera elevado a alrededor del 150%.

Alemania y el Fondo Monetario Internacional (FMI) reclamaban obligar a los depositantes a asumir pérdidas, mientras que Francia, España, Italia y la Comisión rechazan esta medida alegando que podría provocar de nuevo un efecto contagio a los países más débiles, con retiradas masivas de depósitos.

La solución intermedia con la que trabaja el Eurogrupo es imponer una tasa extraordinaria a los depósitos, que en caso de acuerdo se aplicaría durante el fin de semana para impedir retiradas, según han explicado fuentes europeas. Incluso podría decretarse el cierre de los bancos chipriotas a principios de la semana que viene para cobrar el impuesto.

Sin embargo, todavía no se ha calibrado el importe de la tasa, ni a quién se aplicará. El Gobierno chipriota exige que se excluya a sus nacionales, pero no está claro si sólo se cobrará a depósitos extracomunitarios o también de otros Estados miembros, ni si estas opciones son siquiera compatibles con las reglas de la UE.

En todo caso, el FMI sigue insistiendo en que se apliquen quitas a los depositantes en bancos chipriotas y amenaza con no participar en el rescate si no se atienden sus exigencias. Y Alemania afirma que no habrá rescate si no está el FMI.

Además de la tasa, el Eurogrupo sopesa otras medidas para reducir el coste del rescate, en particular, acelerar un plan completo de privatizaciones. El nuevo presidente, el conservador Nicos Anastasiades, es mucho más receptivo que su antecesor comunista.

El rescate europeo traerá consigo la obligación para Chipre de recortar su sector bancario. Nicosia ha aceptado la auditoría independiente que pide Bruselas, para comprobar que las entidades financieras chipriotas cumplen las normas antiblanqueo de dinero.

 

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)