1.9 C
Madrid
martes, enero 31, 2023
Inicio Economía y Finanzas KPMG: Viajar en tren es el doble de caro que ir en...

KPMG: Viajar en tren es el doble de caro que ir en coche

KPMG: Viajar en tren es el doble de caro que ir en coche

KPMG ha realizado un estudio del cual se extrae que todavía viajar en tren llega a ser el doble de viajar en coche.

Tomando en cuenta el precio del billete de tren, más el gasto de taxi para moverse desde y hacia las estaciones, un viaje entre Madrid y Barcelona tiene un coste de 68,9 euros por billete, frente a los 34,2 euros que costaría el diésel de un coche ocupado por 1,5 personas de puerta a puerta.

En caso de que este vehículo privado fuese compartido por 5 personas, el viaje en coche sería de tan solo 10,3 euros, es decir, casi siete veces menos que el tren, teniendo en cuenta que ya no hay ningún peaje en esta ruta. Tampoco se tiene en cuenta el coste del coche y del mantenimiento.

No obstante, se tardaría 4 horas más haciendo el viaje en coche que en tren. Según KPMG, la razón de este mayor coste del tren, pese a que pueden llegar a ser ocupados por 500 personas, es por los cánones que las compañías operadoras pagan a Adif, la entidad pública que hace las inversiones en las vías y mantiene la red.

En concreto, en este trayecto los cánones suponen el 66% del total, copando otro 20% el coste de la energía, el 6% los salarios de la plantilla y el mantenimiento, y el 8% restante la amortización de cada tren, cuyo precio oscila entre los 20 y 40 millones de euros por unidad.

Hélène Valenzuela, directora general de Ouigo, ha admitido que sin la rebaja temporal de los cánones aprobada por el Gobierno para que Renfe no se viese obligado a eliminar todos los trenes debido a la baja ocupación, hubiese sido «imposible» poner en marcha la liberalización.

Lo cierto es que pese a los cánones, muchas empresas se han interesado en entrar en el mercado español. Además, Avlo, la marca ‘low cost’ de Renfe, y Ouigo ofertan billetes para viajar entre Madrid y Barcelona a partir de los 7 y los 9 euros, respectivamente, aumentando así la demanda y contribuyendo a la lucha contra el cambio climático, al ganar cuota frente al avión, o a la seguridad, al reducir los accidentes de tráfico.

La bajada de cánones repercute en una mayor actividad, con más frecuencias de trenes, y en una mayor amplitud del mercado, lo que a la larga se traduce en mayores beneficios para Adif y en el aprovechamiento de todas las inversiones públicas realizadas.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -