El IPC se recorta un 0,1% en diciembre

Comment Off

El IPC se recorta un 0,1% en diciembre

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de España se recortó un 0,1% en el pasado mes de diciembre respecto al dato de noviembre, mientras que aumentó en cuatro décimas en tasa interanual, hasta el 0,8%, lo que supone su cifra más elevada desde mayo de 2019, y también la más baja en un cierre de año desde 2015, según datos definitivos del Instituto Nacional de Estadística (INE), coincidentes con los adelantados.

Con este avance de cuatro décimas, el IPC interanual encadena dos meses de incrementos después de que en noviembre escalara otras tres décimas. De este modo, el IPC cierra 2019 en el 0,8%, la mitad de lo que subieron las pensiones con carácter general a principios del año pasado (salvo las mínimas, que subieron un 3%).

Estadística ha atribuido el repunte de la tasa interanual del IPC de diciembre a la subida de los precios de los carburantes y, en menor medida, a la de los precios del transporte aéreo.

La tasa interanual de diciembre es la cuadragésima tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 0,8% superiores a los de hace un año.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en diciembre en el 1%, con lo que se sitúa dos décimas por encima del IPC general.

En el último mes del año pasado, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 0,8%, tres décimas más que en noviembre.

Según el INE, la evolución del IPC interanual en diciembre fue consecuencia del aumento en casi cuatro puntos de la tasa anual del grupo de transportes, hasta el 4%, por el encarecimiento de los carburantes y lubricantes. También influyó, aunque menos, la subida del transporte aéreo de pasajeros, mayor en diciembre de 2019 que en igual mes de 2018.

El incremento en el grupo de transporte contrastó con el descenso de la tasa anual del grupo de vivienda en casi un punto, hasta el -5%, por el abaratamiento de la electricidad.

En términos mensuales (diciembre de 2019 sobre noviembre del mismo año), el IPC bajó un 0,1% debido al descenso de precios del grupo de vivienda (-1,1%) por el menor coste de la electricidad; del vestido y el calzado (-2,1%) por el inicio de la temporada de rebajas de invierno; y de los alimentos (-0,2%), donde destacaron el abaratamiento de las frutas y la subida de precios de la carne, las legumbres y hortalizas, y el pescado y marisco.

Por el contrario, el grupo de ocio y cultura elevó los precios en diciembre un 2% por el encarecimiento de los paquetes turísticos, y el transporte registró un repunte mensual del 0,7% por el mayor coste de las gasolinas.

Por rúbricas, las que más elevaron sus precios en tasa mensual fueron el transporte público interurbano (+4%), la carne de ovino (+3,8%) y las legumbres y hortalizas frescas (+1,9%). Por el contrario, los mayores descensos mensuales se registraron en las frutas frescas (-4,7%), la ropa de mujer y de hombre (-2,7% en ambos casos) y calefacción, alumbrado y distribución de agua (-2,5%).

En tasa interanual, las rúbricas que experimentan los mayores descensos de precios son calefacción, alumbrado y distribución de agua (-11,2%) y aceites y grasas (-8,5%). En el lado opuesto, los mayores ascensos de precios durante el año pasado los experimentaron las carne de porcino (+7,2%), el azúcar (+5,5%) y las frutas frescas (+5,2%).

Entrando más al detalle, lo que más bajó de precio en 2019 fue el butano y el propano (-16,6%); la electricidad (-16,4%); equipos de telefonía móvil (-13,9%), otros soportes informáticos, como discos duros externos y memorias USB (-13,7%), y el aceite de oliva (-11,4%).

Por el contrario, lo que más se encareció en 2019 fue la joyería y bisutería (+10,5%), los vuelos internacionales (+9,6%), la gasolina (+8,9%), los vuelos nacionales (+7,9%) y la carne de porcino (+7,2%).

La tasa anual del IPC subió en diciembre en todas las comunidades autónomas. El mayor repunte de la tasa anual se registró en Baleares y Castilla-La Mancha, con un avance de seis décimas en ambos casos, mientras que el menor se dio en Andalucía, con un alza de dos décimas.

Navarra y País Vasco registraron al cierre del pasado año el IPC más elevado, un 1,3% y un 1,2%, respectivamente, mientras que las tasas más bajas fueron para Asturias y Canarias (0,4% en ambos casos).

Sobre el autor

Artículos Relacionados