El BdE pide una agenda de reformas estructurales

Comment Off

El BdE pide una agenda de reformas estructurales

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, pide al Gobierno una agenda de reformas estructurales y defiende que la reforma laboral de 2013 fue una “palanca eficaz” para crear empleo.

En la clausura de la sesión del foro Spain Investors Day, el gobernador ha dicho ante las ministras de Industria, Reyes Maroto, y Exteriores, Arancha González, y del presidente de la CNMV, Sebastián Albella, que es preciso “reanudar” las reformas estructurales en los mercados de factores y de productos para mejorar la competitividad de la economía española.

Como ya hiciera en los días previos a las elecciones, Hernández de Cos ha recordado al gobierno la necesidad de avanzar en el saneamiento de las cuentas públicas para “dotar a la política presupuestaria de margen ante futuras perturbaciones negativas”.

Es preciso, ha señalado, reducir el endeudamiento frente al exterior para lo que hay que mantener las ganancias de competitividad que a lo largo de la recuperación se han basado en la moderación de los costes laborales y financieros y que en adelante deberían descansar, en mayor medida, en aumentos de productividad.

Las mejoras de la productividad siguen siendo escasas, a su juicio, por factores institucionales, regulatorios y estructurales “que las políticas públicas deben aspirar a corregir”.

Hernández de Cos ha dicho que las ganancias de competitividad de los últimos diez años se explicaron, en un primer momento, por la fuerte destrucción de empleo, y después por la moderación salarial derivada de la reforma laboral, que fue “una palanca eficaz” para impulsar la recuperación del empleo.

Albella ha defendido que España necesita una economía más bursátil, porque unos mercados de renta variable desarrollados son claves para que las empresas cuenten con mayores alternativas de financiación y en mejores condiciones, lo que es positivo para la economía en general pero también para la estabilidad financiera.

La bolsa, ha añadido el presidente del supervisor de los mercados, aporta a las empresas profesionalidad en la gestión y marca e impulsa su crecimiento, tan necesario en España dado el escaso tamaño de las empresas.

Además, un mercado bursátil más desarrollado permite atraer más capital al país y hace los mercados más transparentes, una cualidad especialmente relevante en estos tiempos de creciente sensibilidad social en estos asuntos.

Albella defiende también que una buena supervisión “prudente e inteligente” contribuye al prestigio del mercado y del país y pide a las empresas que se centren en crear valor para el accionista, especialmente a largo plazo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados