El coche eléctrico puede estancar la demanda petrolera

Comment Off

El coche eléctrico puede estancar la demanda petrolera

La venta de coches eléctricos, hasta ahora poco más que testimonial a escala global, puede dispararse en las dos próximas décadas, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que espera por ello que el consumo de petróleo se estanque a partir de 2030.

Las ventas de eléctricos, que fueron de 2 millones en 2018 en un año ya de fuerte incremento, deberían llegar a un ritmo de 10 millones anuales para 2025 y a más de 30 millones para 2040, indica la AIE en su informe anual de perspectivas publicado este miércoles.

En su escenario central, que integra los cambios de políticas energéticas previstos por gobiernos y empresas, la demanda mundial de petróleo subirá un 10 % de aquí a 2040, pero con varias fases. La progresión se ralentizará de forma muy marcada desde mediados de la próxima década y se estancará en los años 2030.

Por una parte, continuará creciendo durante las dos próximas décadas la utilización del petróleo como combustible de camiones, barcos, aviones o de la industria petroquímica.

Sin embargo, el consumo de gasolina y gasóleo para coches (que ahora absorbe un cuarto del petróleo que sale al mercado) tocará techo a partir de la década de 2020.

Si como plantea la agencia, en 2040 hubiera un parque de 330 millones de coches eléctricos en lugar de otros tantos con motor de combustión, eso evitaría el consumo de unos cuatro millones de barriles de petróleo diarios.

No obstante, el gran apetito de los automovilistas por los todocaminos (también conocidos como SUV), cuya electrificación es más difícil y que consumen un 25 % más de carburante, podría representar dos millones de barriles diarios suplementarios en la demanda mundial para 2040.

En el escenario que integra los planes y cambios programados por gobiernos y empresas, la AIE calcula que la demanda energética global se incrementará a un ritmo del 1 % anual hasta 2040.

Sobre el autor

Artículos Relacionados