El Tribunal de Cuentas de la UE encuentra irregularidades en los presupuestos de 2015

No Comentado

El Tribunal de Cuentas de la UE encuentra irregularidades en los presupuestos de 2015

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea (ECA) ha encontrado irregularidades en los presupuestos de 2015 del bloque europeo.

Así lo refleja el informe de fiscalización anual de las cuentas referente al pasado año, que señala problemas en el 3,8% del total del presupuesto (145.200 millones de euros) de la UE, es decir, en unos 5.517 millones de euros.

“El nivel de error estimado, que mide el nivel de irregularidad, el del 3,8% de los pagos en 2015. Esto es un nivel similar en general en los años recientes pero todavía por encima del nivel de materialidad del 2%”, es decir, cuando tiene un impacto significativo negativo, ha explicado el presidente del ECA, Klaus-Heiner Lehne, durante la presentación del informe en la Comisión de Presupuestos de la Eurocámara.

Esto supone una ligera mejora respecto al año pasado, cuando se detectaron irregularidades en unos 6.555 millones de euros del presupuesto en 20014, el 4,6% del presupuesto total, que entonces se elevó a 142.500 millones.

Como en años anteriores, una vez más, las irregularidades “más elevadas” se han detectado en el gasto relativo a la cohesión territorial, social y económica (5,2%) y el presupuesto dedicado a competitividad (4,4%), mientras que el menor nivel de irregularidades se ha detectado en el gasto administrativo europeo (0,6%), ha precisado el presidente de la institución.

“Las buenas noticias es que las acciones correctoras de las autoridades en los estados miembro y la Comisión han tenido un impacto positivo en el nivel de error estimado. De lo contrario, éste habría superado el 4%”, ha puntualizado.

“Recuperar el dinero suficiente para lograr un nivel de error por debajo del 2% sería un enorme logro. Pero seguimos pensando que la prevención es mejor que la cura”, ha subrayado, recordando la crisis de confianza en la UE en la actualidad por parte de los ciudadanos y el desafío al que se enfrenta de recuperarla en los próximos años, algo que también pasa por garantizar que se gasta “bien” el presupuesto europeo y sobre todo que produce “resultados” y “garantizar que sus normas financieras se respetan adecuadamente”.

“Demasiados errores se cometen todavía”, ha avisado, “especialmente” por parte de los Estados miembro, ha alertado, si bien el nivel de error estimado por la institución es prácticamente igual respecto a gasto donde la gestión es compartida entre los Gobiernos europeos y la Comisión (4%) y el gasto gestionado por Bruselas (3,9%). El 80% del presupuesto es compartido, fundamentalmente del presupuesto agrícola y cohesión.

El Tribunal, que ha dado en términos generales “una opinión limpia sobre la fiabilidad” de las cuentas europeas del año pasado, ha subrayado como uno de los principales factores que explican los problemas por el sistema de pagos de las ayudas. Así, ha subrayado que los esquemas de reembolso de costes para actividades subvencionables a partir de las declaraciones de coste de los beneficiarios arrojan un nivel de error del 5,2% frente al 1,9% en el caso de los programas donde el pago se condiciona al cumplimiento de determinadas condiciones.

“En un momento en el que la prosperidad no se puede dar por hecha, para muchos nuestros ciudadanos necesitan saber que cada euro que se gasta en su nombre bien desde el principio y con el mayor resultado posible”, ha resumido, insistiendo en la necesidad de que haya “incentivos reales para lograr que hay valor por el dinero más que lograr objetivos de gasto sin romper las normas” y “resultados tangibles” de los proyectos respaldados por el presupuesto europeo, algo que se debe “clarificar mucho más” en las normas.

El presidente del Tribunal ha avisado de la necesidad de “mejorar” la gobernanza financiera de la Unión y para ello debe hacer “las reformas correctas y hacerlas pronto”, al tiempo que ha alertado sobre el creciente uso de “instrumentos financieros” como los préstamos, garantías y capital de riesgo, que no son auditados por la institución y “plantean un mayor riesgo en términos de rendición de cuentas”.

La institución también reclama que la Comisión mejore su capacidad de evaluar el riesgo y el impacto de las medidas correctoras, en las que ve margen de mejora todavía e insiste en que “un número significativo de errores se podría haber impedido o detectado y corregido antes de que se realizarán los pagos”.

En cualquier caso, el órgano fiscalizador presupuestario deja claro que los errores señalados no cabe entenderlos como “indicador de fraude, ineficacia o despilfarro” sino como indicación de que los fondos no se tendrían que haber abogado por no cumplir las normas.

La vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Presupuesto, Kristalina Georgieva, ha admitido la necesidad de recuperar la confianza de los ciudadanos en las instituciones europeas y ha asegurado que se toman “seriamente” las recomendaciones del Tribunal, que ha recordado, ha avalado “la limpieza de las cuentas” europeas.

Georgieva ha puesto en valor que por “primera vez en mucho tiempo” el error está “por debajo del 4%” y ha achacado la mejora gracias a la reducción de errores en “las dos áreas muy grandes” del presupuesto, cohesión y agricultura, al tiempo que ha incidido en que el menor error detectado del 0,6% en el gasto administrativo demuestra la “disciplina” interna “Que seguiremos reteniendo”, ha remachado.

También ha avanzado que el Ejecutivo comunitario sigue comprometido en “seguir en esta dirección” de ir más a un sistema de pagos condicionado al cumplimiento de condiciones y ha defendido que gracias a las acciones correctoras se ha recuperado en 2015 un total de 3.900 millones de euros, el 2,7% de los pagos hechos ese año. “Esto es significativo”, ha subrayado, admitiendo que el Ejecutivo comunitario está intentando promover un mayor enfoque en “los resultados”, que pesan mucho más ahora en los programas “nuevos” de cohesión. “Es un factor mucho más significativo para asignar fondos”; ha dicho.

La vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Presupuesto cree, al igual que el Tribunal de Cuentas de la UE, que “normas más simples significan menores errores”, afirmando que los ciudadanos europeos deben tener “una imagen clara de que su sacrificio da resultados”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

El Ibex cede el 0,4% al cierre del jueves noticiasbancarias.com/bolsa/1…

Hace alrededor de 49 minutos del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress