Las ventas de AmRest caen un 43,6% en el segundo trimestre

Comment Off

Las ventas de AmRest caen un 43,6% en el segundo trimestre

Las ventas de AmRest han caído un 43,6% en el segundo trimestre del año, hasta alcanzar los 272 millones de euros, debido al impacto del brote del coronavirus, de acuerdo a los datos enviados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cadena de restauración, que cuenta con marcas como La Tagliatella, KFC o Bacoa, ha explicado que este periodo se ha visto “muy afectado” por las restricciones impuestas para contener el brote del coronavirus, por lo que la capacidad para gestionar los restaurantes se vio limitada en la mayoría de los mercados en los que está presente.

AmRest ha explicado que, con la flexibilización gradual de las restricciones y la reapertura de establecimientos hacia la segunda mitad de este trimestre, las tendencias de las ventas han mejorado de forma evidente de un mes a otro.

A finales del mes de abril, las ventas del grupo cayeron un 70%, porque la firma solo contaba con el 56% de sus restaurantes operativos y se dedicaban principalmente al ‘delivery’ y ‘take away’, mientras que, a finales de junio, con el 92% de los locales abiertos, las ventas descendieron un 24,4% en comparación con el ejercicio anterior.

El dueño de AmRest ha señalado en un comunicado que al 11 de agosto cuenta con el 96% de los restaurantes operativos.

AmRest ha reaccionado en esta complicada situación derivada del coronavirus con un aumento de su servicio de ‘delivery’, ‘take away’, así como de los pedidos de autoservicio para los coches, con el objetivo de reducir una parte de las pérdidas a las que han tenido que hacer frente por la caída de la afluencia de clientes dentro de los restaurantes.

El grupo ha destacado que la venta a través del ‘delivery’ y del autoservicio para los coches en sus establecimientos propios se incrementaron un 70% en mayo y un 51% en junio.

Sobre el autor

Artículos Relacionados