España tendrá ayuda financiera si acelera las reformas

No Comentado

El servicio de investigación de Barclays cree que si España acelera las reformas estructurales para fomentar el crecimiento económico y su implementación, como lo esta haciendo ahora, generará confianza en sus socios europeos y en consecuencia estos prestaran más ayuda financiera al país para lograr estabilizar su deuda.

Los expertos de la entidad señalan que lo que realmente importa para la sostenibilidad de la deuda española es el crecimiento potencial, incluso una vez incluidos los costes fiscales relacionados con el rescate del sector bancario y el pago de las cuentas pendientes.

Así, señala que las perspectivas de crecimiento a largo plazo dependerán esencialmente de las reformas estructurales de su sector financiero, el mercado laboral y el mercado de bienes y servicios, que son parte de las recomendaciones de la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Si el Gobierno acelera la decisión política y la implementación (como parece que se ha hecho recientemente), pensamos que los socios de la eurozona estarían dispuestos a proporcionar más ayuda financiera para estabilizar los mercados de deuda soberana de España”, añade.

Los analistas de Barclays explican que este tipo de ayuda financiera podría producirse mediante la intervención del fondo de rescate en el mercado primario, mientras el Banco Central Europeo (BCE) se implicaría en el secundario.

Además, consideran que, aunque este tipo de ayuda activaría una condicionalidad para toda la economía española más allá de lo recogido en el programa bancario, la mayor parte de esas exigencias ya se han puesto en marcha en el actual presupuesto.

Según las últimas previsiones de Barclays, la economía española se contraerá un 1,8% este año y un 1,5% el próximo, frente al 1,5% y al 0,5% que prevé el Gobierno español que caiga el PIB en 2012 y 2013, respectivamente. De cara a 2014, la entidad  espera que España crezca un 1%, mientras que el Ejecutivo lo eleva al 1,2%.

Asimismo, la entidad considera que “el tamaño, el calendario y la composición” del ajuste del balance primario de España presentado hace unos días a sus socios europeos parece “bien diseñado”. En especial, celebra que el ajuste fiscal se concentre en el principio, que esté principalmente basado en recortes del gasto y que requiera una contribución “sustancial” de las comunidades autónomas.

“En general, seguimos pensando que las medidas anunciadas, si se aplican correctamente, podrían llevar a España a situarse cerca de un superávit primario en un período de 2,5 años”, destaca.

Pese a ello, reconoce que hubiera preferido que el ajuste de 18.400 millones de euros entre 2013 y 2014 previsto para las administraciones autonómicas no se hubiera dividido a partes iguales y considera que debería haberse adelantado parte a este año.

Barclays no cree que España sea capaz de cumplir los objetivos de déficit marcados para los próximos años, ya que considera que cerrará 2012 en el 6,4%, una décima más de lo previsto, y 2013 en el 5,1%, frente al 4,5% marcado. Además, no logrará cumplir con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento en 2014, dado que el desajuste se situará en el 3,7% y no en el 2,8% que estima el Gobierno.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)