Moody’s mantiene la perspectiva negativa de España

No Comentado

Moddy’s mantiene la perspectiva negativa de España

Moody’s, agencia crediticia, ha mantenido en negativa la perspectiva de la banca española, porque aunque reconoce que hay mejoras en términos macroeconómicos, de liquidez y de capitalización, el nuevo marco europeo, en concreto el mecanismo de resolución de entidades, eleva el riesgo para los tenedores de deuda senior no garantizada de las entidades españolas.

La agencia reconoce que las perspectivas de recuperación económica son buenas, con un crecimiento del PIB del 1,2% este año y del 1,7% en 2015, y afirma que sobre estas bases se asentará la estabilización gradual de la banca en España.

Sin embargo, el ritmo de la recuperación seguirá siendo moderado en los próximos años, ya que el sector privado tiene aún que reducir unos muy elevados niveles de deuda, indica el analista de crédito y autor del informe Alberto Postigo.

Asimismo, sobre los bancos seguirá pesando el sector inmobiliario, cuyo exceso de oferta residencial provocará que sigan cayendo los precios; el volumen de créditos problemáticos es muy elevado, señala Postigo, y no parece que se vayan a reducir con rapidez puesto que son el tipo de créditos de los que los bancos más tardan en deshacerse.

Como además la recuperación de la economía en la zona del euro sigue siendo débil, los tipos de interés se mantendrán “excepcionalmente” bajos por un periodo largo de tiempo.

Esto, unido al gran “stock” de viviendas sin vender y a que el crédito sigue sin fluir, es decir, que los bancos siguen sin prestar, limita su capacidad para aumentar el margen de intermediación, que es a la postre su principal fuente de ingresos.

No obstante, la presión que recibe la banca española del entorno europeo “se ha convertido en un reto”, la incipiente recuperación iniciada en el tercer trimestre de 2013 permitirá al sector mejorar la calidad de su crédito, una vez que empiece a bajar el paro y crezca la demanda interna.

Las buenas perspectivas macroeconómicas permitirán a la banca dar crédito más barato, aumentar su rentabilidad y generar capital.

Las entidades españolas, añade Moody’s, han avanzado mucho en su proceso de desapalancamiento, es decir, de reducción de endeudamiento respecto a sus fondos propios, y ya no dependen tanto de los bancos centrales para financiarse.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)