Bundesbank: la desaparición del dinero en efectivo no es una opción

No Comentado

Bundesbank: la desaparición del dinero en efectivo no es una opción

Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, ha indicado que los ciudadanos confían en el dinero en efectivo, y que la desaparición del mismo, propuesta por algunos economistas en Estados Unidos, no es una opción viable.

Weidmann ha señalado que “si quieren dinero en efectivo, lo proporcionaremos”. De igual forma, ha valorado positivamente que el Banco Central Europeo (BCE) se posicionara recientemente a favor del efectivo.

Ante la decisión del BCE de eliminar del billete de 500 euros, en Alemania ha aparecido temor por la posibilidad de que el efectivo desaparezca.

Para Weidmann, estas propuestas serían “una respuesta equivocada completamente desproporcionada a los retos de la política monetaria de tipos de interés en el límite del 0”. También ha explicado que suprimir el efectivo no es una medida correcta para promover la política monetaria.

Debido a que los tipos de interés están próximos al 0%, la eliminación del efectivo disminuye el valor del dinero que se encuentra en el banco central.

Mario Draghi, el presidente del BCE, ha indicado que la entidad monetaria no tiene previsto suprimir el dinero en efectivo a pesar de haber decidido no producir más billetes de 500 euros.

Draghi ha señalado que “nuestra posición sobre los billetes de 500 euros no tiene nada que ver con la abolición del efectivo, sino que más bien estamos sustituyendo los billetes de 500 euros por las denominaciones de 200 y 100 euros”.

El pasado mes de mayo, el consejo de gobierno del BCE tomó la decisión de eliminar la producción del billete de 500 euros, debido a la preocupación que existe de que estos billetes hagan más fácil la comisión de actividades ilegales.

El BCE no producirá más billetes de 500 euros a finales de 2018, después de realizar un periodo de transición donde podrán ser usados como forma de pago, además de que se cambiarán indefinidamente.

Según informaciones suministradas por el BCE, el efectivo es el medio de pago más usado para transacciones minoristas en la eurozona en relación a la cantidad de operaciones, aunque el valor total de estas operaciones es mucho más bajo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)