La Eurocámara rechaza el presupuesto de la UE

No Comentado

 La Eurocámara rechaza el presupuesto de la UE

El pleno de la Eurocámara rechazó ayer día 13 los presupuestos de la UE para el periodo 2014-2020, pactado en la cumbre del 8 de febrero, por 506 votos a favor, 161 en contra y 23 abstenciones.

En una resolución que servirá como mandato de negociación con la presidencia irlandesa, el Parlamento Europeo “rechaza este acuerdo en su forma actual porque no refleja las prioridades y los intereses expresados por el Parlamento Europeo” y avisa de que no lo aceptará si no se tienen en cuenta sus reivindicaciones. El texto tiene el apoyo de los principales grupos políticos: populares, socialistas, liberales, verdes e izquierda unitaria.

Los jefes de Estado y de Gobierno fijaron en 960.000 millones de euros el presupuesto de la UE para los próximos siete años, cifra que supone por primera vez un recorte (del 3%) respecto al marco financiero vigente. El nivel de pagos se situó en 908.000 millones. Este pacto debe ser ratificado por el Parlamento Europeo.

Los eurodiputados han aprobado este miércoles el mandato de negociación para tratar de cerrar un acuerdo final con la presidencia irlandesa. En él, el Parlamento, pese a oponerse al compromiso del Consejo Europeo, renuncia a pedir explícitamente un aumento del techo de gasto.

Eso sí, apunta que el marco presupuestario debe “dotar a la UE de los recursos necesarios para recuperarse de la crisis y salir de ella reforzada” y destaca “la importancia de incrementar sustancialmente sus inversiones en innovación, investigación y desarrollo, infraestructuras y juventud”.

Las reivindicaciones de la Eurocámara se concentran en una cláusula de revisión obligatoria. Ésta deberá permitir modificar las perspectivas financieras tras las elecciones europeas de 2014 por mayoría cualificada de los Estados miembros, en lugar de la unanimidad exigida actualmente.

Los eurodiputados también piden más flexibilidad para transferir fondos de una partida presupuestaria a otra y de un año a otro cuando no se hayan utilizado y avanzar el debate sobre un sistema de recursos propios para la UE que le permita financiarse sin tener que depender de las contribuciones nacionales.

Los parlamentarios han aprobado además una enmienda en la que se comprometen a celebrar la votación final sobre el presupuesto de la UE “de forma abierta y transparente”. Algunos grupos habían sugerido la posibilidad de recurrir al voto secreto para librarse de la presión de los Gobiernos sobre sus eurodiputados.

La Comisión Europea ha resaltado que la aprobación de esta resolución “abre la fase final de las negociaciones” entre los Gobiernos y la Eurocámara y ha pedido que el diálogo se lance rápidamente para tener todo preparado el 1 de enero de 2014

Si el Parlamento Europeo acaba rechazando los presupuestos, entrará en funcionamiento un sistema de cuentas anuales que traería consigo aún más conflictos entre los Estados miembros y la Eurocámara.

 

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)