El IPC de China cae un 0,3% en enero

Comment Off

El IPC de China cae un 0,3% en enero

El índice de precios al consumo (IPC) de China registró el pasado mes de enero un retroceso interanual del 0,3%, después de la subida de dos décimas en el mes de diciembre, mientras que el índice de precios de producción industrial repuntó tres décimas en el primer mes de año, su primera lectura positiva desde enero de 2020, según los datos de la Oficina Nacional de Estadística (ONE).

La tasa de inflación interanual en las ciudades chinas retrocedió un 0,4% en enero, mientras que en las zonas rurales los precios bajaron un 0,1%.

Los alimentos se encarecieron en el primer mes de 2021 un 1,6% interanual, con un alza del 10,9% del precio de las verduras frescas y del 1,3% en el de la fruta, mientras la carne se abarató un 0,4%, incluyendo una bajada del 3,9% en el precio de la carne de cerdo.

Por otro lado, la oficina estadística china informó de que en enero los precios de producción industrial subieron un 0,3% interanual, después de haber caído un 0,4% el pasado mes de diciembre. Se trata de la primera vez desde enero de 2020 que la inflación mayorista de China no registra una bajada, lo que sugiere una gradual recuperación de la demanda.

“Es alentador que haya indicios de que las presiones por el lado de la demanda siguieron fortaleciéndose el mes pasado”, declaró Mark Williams, economista jefe para Asia de la consultora Capital Economics.

En este sentido, el experto considera probable que el IPC repunte en febrero con la festividad del Año Nuevo Lunar, situándose en torno al 2% a finales del segundo trimestre. “Eso no debería alarmar al Banco Popular de China, mientras que le asegurará que tienen razón al concentrarse en controlar los riesgos crediticios”, añadió.

“Creemos que el Banco Popular de China endurecerá su política este año”, apuntó Williams.

China podría convertirse en la economía más grande del mundo antes de lo esperado, Se espera que el producto interno bruto (PIB) del país asiático se expandirá un 8,2% este año, afirman los economistas consultados por Bloomberg.

De acuerdo con los pronósticos, el crecimiento de China debe superar al de sus pares, como ya ocurrió en 2020. De hecho, el año pasado, China fue la única nación, entre las grandes economías, en evitar una contracción.

Para Homi Kharas, subdirector del programa de desarrollo y economía global del centro de investigación Brookings (EEUU), China debe convertirse en la mayor economía del mundo para 2028. Es decir, dos años más rápido de lo que el especialista había estimado anteriormente, informó el medio.

Las exportaciones del país asiático crecieron el pasado año un 3,6%, hasta los 2,59 billones de dólares, mientras que las importaciones retrocedieron un 1,1%, hasta los 2,06 billones, lo que se tradujo en un superávit comercial de 535.000 millones de dólares (441.510 millones de euros).

Sobre el autor

Artículos Relacionados