El avance del PIB de Reino Unido se modera al 0,3%

Comment Off

El avance del PIB de Reino Unido se modera al 0,3%

La Oficina Nacional de Estadística (ONS) británica ha informado que el producto interior bruto (PIB) de Reino Unido ha registrado un avance del 0,3% entre septiembre y noviembre de 2018, una décima menos con respecto al trimestre anterior.

Tras un mes de septiembre en el que prácticamente se mantuvo plano, durante los meses de octubre y noviembre experimentó incrementos del 0,1% y del 0,2%, respectivamente. “El crecimiento en la economía del Reino Unido continuó desacelerándose en los tres meses hasta noviembre de 2018, tras un mejor rendimiento a mediados de año”, remarca el jefe de Finanzas Públicas del organismo estadístico, Rob Kent-Smith.

Por sectores, destacan construcción y servicios que experimentaron un repunte del 0,6% en ambos casos, mientras que las manufacturas entraron en terreno negativo, con una contracción del 0,3%. En este sentido, Kent-Smith hace hincapié en el desempeño que tuvo la producción de automóviles y la industria farmaceútica.

Por su parte, entre julio y septiembre (los últimos datos disponibles) la eurozona creció un modesto 0,2%, el menor aumento intertrimestral desde 2014. Si se tiene en cuenta todo el conjunto de la Unión Europea, el dato asciende al 0,3%.

En un contexto de plena negociación con sus socios europeos para la salida de la zona comunitaria el próximo 29 de marzo, sin haber alcanzado aún acuerdo, se prevé que la economía británica haya cerrado el año con un crecimiento del 1,3%.

El Gobierno conservador británico ha hecho intentos por recabar apoyos a su acuerdo de “brexit”, al advertir que rechazarlo conllevaría un auge del extremismo de derechas en el Reino Unido.

El ministro de Transporte, Chris Grayling, avisó que bloquear la salida de la Unión Europea (UE) mediante el rechazo de ese pacto, que se vota el próximo martes, hará que los ciudadanos que apoyaron el “brexit” en el referéndum de 2016 se alejen de los partidos convencionales para respaldar a fuerzas extremistas.

La diputada conservadora Anna Soubry, partidaria de un segundo plebiscito sobre la permanencia en la Unión Europea, calificó los comentarios de “irresponsable insensatez”, mientras que el laborista David Lammy acusó a Grayling de hacer “política de cloacas”.

“Es el intento desesperado de un ministro del Gobierno de usar a una pequeña minoría de ultraderechistas para tomar de rehén nuestra democracia”, afirmó.

Sobre el autor

Artículos Relacionados