El BCE no cobrará a los bancos por el exceso de reservas

Comment Off

El BCE no cobrará a los bancos por el exceso de reservas

El Banco Central Europeo (BCE) ha especificado que no cobrará nada a los bancos y otras entidades de crédito por el exceso de fondos, con respecto a las reservas mínimas obligatorias, que mantengan en las cuentas de sus bancos centrales nacionales.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, la institución había anunciado que rebajaría otros 10 puntos básicos la tasa de facilidad de depósito, hasta el -0,5%, aunque aplicaría un sistema de segmentación para limitar el impacto negativo de esta tasa.

Después de la rueda de prensa realizada por el presidente del BCE, Mario Draghi, la autoridad monetaria ha especificado que al exceso de reservas se le aplicara un tipo de interés del 0%, mientras que a los fondos que entren dentro de los requisitos de reservas mínimas se les aplicará el interés de la tasa de facilidad de depósito.

No obstante, los bancos solo recibirán el interés de remuneración del 0% sobre un volumen de exceso de reservas equivalente a multiplicar por seis el requisito de reservas mínimas.

A partir del próximo 30 de octubre se comenzará a aplicar la tasa de remuneración. No obstante, el BCE ha indicado que podrá cambiar esa tasa del 0%, así como el volumen máximo elegible de reservas, en futuras decisiones de política monetaria.

En una conferencia de prensa realizada en Fráncfort (Alemania), el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi (foto principal), informó este jueves (12.09.2019) que la entidad revisó a la baja sus previsiones de crecimiento para 2019, que ahora se ubican en el 1,1 %, 1 décima menos que las estimaciones dadas a conocer el pasado mes de junio.

Draghi explicó que el Consejo de Gobierno del BCE estima que la inflación de este año será de un 1,2 %, también 1 décima menos que la estimación de junio. Los pronósticos de crecimiento para el año 2020 también fueron rebajados por la entidad financiera, que del 1,4 % estimado en junio ha quedado ahora en 1,2 %. Para 2021, en tanto, mantiene sus cálculos de un 1,4 %.

Mario Draghi afirmó que la información disponible muestra “un debilitamiento más prolongado de la economía de la zona del euro”, y añadió que “esto se refleja en las nuevas proyecciones del personal del BCE, que muestran una bajada de las perspectivas de inflación”, que para 2020 será de un 1 % y en 2021, de 1,5 % (a diferencia de las previsiones de junio, de 1,4 y 1,6 % respectivamente).

Sobre el autor

Artículos Relacionados