El Banco Central de Brasil alerta sobre la incertidumbre del crecimiento económico

Comment Off

El Banco Central de Brasil alerta sobre la incertidumbre del crecimiento económico

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central de Brasil ha indicado que la economía del país está viviendo una recuperación parcial y advierte que la incertidumbre en el ritmo de crecimiento económico permanece “por encima de lo usual”, sobre todo de cara a finales de año, cuando las ayudas de emergencia del Gobierno vayan agotándose.

Además, ha señalado que los sectores más afectados por la pandemia continúan en estado de depresión.

En este contexto, los miembros del Banco Central de Brasil consideran que si bien los programas de ayuda a la renta implantados por el Ejecutivo han permitido impulsar el consumo y la inversión, la falta de información sobre la evolución de la pandemia sugiere “incertidumbre” sobre la recuperación de la actividad económica.

Por ello, el Copom cree que los riesgos asociados a la evolución de la pandemia pueden implicar un escenario doméstico caracterizado por una recuperación “todavía más gradual” de la economía.

Recientemente, la institución decidió por unanimidad recortar los tipos de interés, medidos por la ‘tasa Selic’, en 25 puntos básicos, hasta el 2%, lo que implica el noveno recorte consecutivo y el nivel mínimo registrado.

La nueva rebaja se enmarcó en la pandemia de coronavirus que, según el instituto emisor, continúa provocando la “mayor retracción económica global desde la Gran Depresión”. No obstante, los miembros del banco central advirtieron de que el espacio para utilizar la política monetaria (recortar de nuevo las tasas) en el futuro será “pequeño”.

Respecto a las expectativas de inflación, las previsiones para 2020, 2021 y 2022 se ubican en el 1,6%, el 3% y el 3,5%, respectivamente, con lo que, en el escenario básico para la inflación diseñado por el instituto emisores, permanecen factores de riesgos en dos direcciones.

Por un lado, el nivel de inactividad puede producir una trayectoria de inflación por debajo de las expectativas. Este riesgo se intensifica si la pandemia se extiende en el tiempo y, con ello, el entorno de alta incertidumbre y mayores ahorros por precaución.

Por otro lado, las políticas fiscales para contener a la pandemia empeoran la trayectoria fiscal del país de manera prolongada, así como las frustraciones en relación a la continuidad de las reformas, lo que se puede traducir en un incremento de las primas de riesgo.

Además, los diversos programas de estimulación crediticia y recomposición de ingresos, implementados para combatir la pandemia, pueden producir la reducción de la demanda agregada en menos de lo estimado, agregando una asimetría al balance de riesgos. “Este conjunto de factores implica potencialmente una trayectoria de inflación por encima del horizonte proyectado relevante para la política monetaria”, apunta el comunicado.

Sobre el autor

Artículos Relacionados