El BCE no aceptará bonos soberanos griegos como garantía tras el rescate

Comment Off

El BCE no aceptará bonos soberanos griegos como garantía tras el rescate

El Banco Central Europeo (BCE) ha informado que va a dejar de aceptar bonos soberanos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación a partir del 21 de agosto, después de que Grecia salga del programa de rescate, porque no tienen grado de inversión.

Los bancos griegos deberán presentar otros activos como garantía para poder recibir financiación del BCE.

La entidad monetaria europea había hecho una excepción y aceptaba los bonos soberanos griegos como garantía desde junio de 2016, pese a que no tenían la calificación de riesgo mínima necesaria, porque Grecia estaba en un programa de rescate de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Grecia concluye su programa de rescate el próximo 20 de agosto y entonces deberá financiarse en el mercado.

A partir del 21 de agosto el BCE aplicará sus requerimientos mínimos de calidad crediticia a la deuda emitida o garantizada completamente por Grecia.

Esta semana Grecia colocó 812,5 millones de euros en Letras del Tesoro con vencimiento a tres meses a un interés del 0,65 %.

La rentabilidad del bono griego a diez años es entorno al 4 % y la prima de riesgo de algo más de 350 puntos básicos.

Recientemente, el BCE redujo en 1.900 millones de euros, a petición del Banco de Grecia, el techo de créditos que pueden solicitar los bancos helenos a través del mecanismo de provisión de liquidez (ELA).

El máximo crédito del que pueden disponer las entidades del país se queda en 8.400 millones de euros hasta el 13 de septiembre.

Según informó el Banco de Grecia, la disminución del techo máximo de crédito refleja la mejora de liquidez de las entidades griegas, fruto de un mayor flujo de depósitos del sector privado y del acceso de los bancos a los mercados financieros mayoristas.

Desde finales de octubre de 2017 los cuatro principales bancos griegos han salido a los mercados financieros, después de una ausencia de tres años, mediante la venta de bonos cubiertos, en su mayoría a entidades institucionales. El objetivo de la banca griega es reducir a cero su dependencia del ELA para finales del año.

Sobre el autor

Artículos Relacionados