España recibe 31.000 millones de demanda para su nuevo bono

Comment Off

España recibe 31.000 millones de demanda para su nuevo bono

Este miércoles, el Tesoro lanzó una emisión para cambiar la deuda de referencia a diez años reciente aún el ‘efecto BCE’ y a pesar de los mínimos históricos en los intereses, la demanda supera ya los 31.000 millones de euros.

El apetito de los inversores por la deuda pública europea apenas se resiente de los mínimos históricos que registra su rentabilidad. La incertidumbre macroeconómica, política y comercial latente en los mercados y más recientemente el sesgo bajista que han adoptado tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo (BCE) propician nuevos récords en los intereses de los bonos.

El Tesoro ha aprovechado este contexto especialmente favorable para lanzar, una semana después del BCE, una emisión sindicada de deuda a 10 años. Sus planes pasan por adjudicar unos 6.000 millones de euros en la que será la nueva referencia a diez años. La actual referencia a este plazo, con vencimiento el 30 de abril de 2029, surgió de la emisión sindicada récord celebrada en enero, en la que el Tesoro colocó 10.000 millones con la mayor demanda de toda la serie histórica, 47.000 millones.

La avalancha de demanda que ha registrado la deuda pública en las últimas semanas se plasma en las cifras de demanda que registra el Tesoro. Las peticiones superan ya los 31.000 millones de euros antes del cierre de los libros. Esta cifra supone multiplicar por cinco el objetivo de adjudicación.

La fortaleza de la demanda permite abaratar sustancialmente los costes de la emisión. El precio barajado inicialmente se situaba en 37 puntos básicos por encima del índice de referencia para la renta fija o midswap. Gracias a la avalancha de peticiones, el precio se reduce hasta los 33 puntos, un nivel que equivaldría a un interés próximos al 0,60%, el más bajo para este tipo de emisión. En el mercado secundario de deuda, la rentabilidad del bono se afianza en zona de mínimos históricos, por debajo del 0,60%.

La nueva referencia a diez años extenderá el vencimiento seis meses, desde el 30 de abril de 2029 del bono actual hasta el 31 de octubre de 2029. Para llevar a cabo la operación, el Tesoro ha contratado los servicios de BBVA, Crédit Agricole, Goldman Sachs, HSBC, Santander y Société Générale.

Sobre el autor

Artículos Relacionados