El Banco de Francia recorta sus previsiones sobre el crecimiento del PIB

Comment Off

El Banco de Francia recorta sus previsiones sobre el crecimiento del PIB

El Banco de Francia ha anunciado la revisión a la baja de su previsión de crecimiento para el país durante el primer trimestre de 2018, para situarla en el 0,3%, una décima menos que en la anterior estimación comunicada hace un mes.

La progresión de la producción industrial, menos fuerte de lo esperado, explica este cambio, que sitúa el pronóstico del Banco de Francia también por debajo de la del Instituto Nacional de Estadística (Insee), que también era del 0,4%.

En sus estudios basados en entrevistas a empresarios, la entidad estableció que la dinámica se mantiene en el resto de los sectores y aumenta en los servicios, excepto en transportes y hostelería.

En la industria, el Banco de Francia señaló que los sectores más afectados por el frenazo son la aeronáutica y el material informático, mientras que se incrementa en los equipamientos electrónicos y los productos farmacéuticos.

Para el conjunto del año, el regulador estima un crecimiento del PIB francés del 1,9%, similar a la previsión que hizo esta semana el Gobierno, que la situó en el 2% frente al 1,7% inicial.

De esta forma, el Ejecutivo se situó en la misma línea que la Comisión Europea pero por debajo de lo que calcula la OCDE, que considera que la economía francesa crecerá un 2,2% en 2018.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, intentarán realizar una maniobra envolvente contra Donald Trump, y China se perfila como un objetivo probable de su iniciativa conjunta para evitar una guerra comercial con Estados Unidos.

Los líderes de las dos economías más grandes de Europa visitarán al presidente de EE.UU. en Washington con días de diferencia este mes mientras se acerca el 1 de mayo, último día del plazo de las propuestas de la Unión Europea para impedir que Estados Unidos imponga aranceles al acero y el aluminio.

Una posible solución podría estar en las iniciativas de la Casa Blanca para forjar una “coalición comercial de los dispuestos” a hacerle frente a China por lo que EE.UU. describe como prácticas comerciales injustas.

Esta medida está ganando la preferencia del Gobierno en Berlín y de la UE, que administra las negociaciones comerciales del bloque; por su parte, un viaje bastante duro a China realizado por Macron este año podría haberlo vuelto más propenso a apoyar la idea.

Sobre el autor

Artículos Relacionados