Bundesbank: los bancos centrales no son superhéroes

Comment Off

Bundesbank: los bancos centrales no son superhéroes

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha advertido que los bancos centrales “no son superhéroes”, y sus capacidades para abordar los problemas de la economía son limitadas.

También ha expresado su convencimiento de que las compras de bonos soberanos son una herramienta “legítima” de la política monetaria siempre que cuente con un diseño adecuado que aísle el problema de mutualización de riesgos en la eurozona.

Weidmann, considerado el máximo representante de los ‘halcones’ en el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), ha señalado durante un discurso pronunciado en Pretoria (Sudáfrica) que durante la crisis se llegó a considerar que los bancos centrales contaban con “superpoderes”, mientras que otras instituciones eran percibidas como “incapaces de actuar”, añadiendo que el éxito de la actuación de las entidades elevó las expectativas.

“No somos superhéroes. De hecho, nuestros poderes son limitados”, ha subrayado el presidente del Bundesbank. “Ni podemos compensar los efectos adversos de los cambios demográficos ni podemos acelerar la invención o adaptación de nuevas tecnologías. No podemos elevar el crecimiento a largo plazo y no podemos acabar con la desigualdad”, ha recordado.

Ha defendido que para cumplir su mandato de estabilidad de precios de forma duradera, las entidades son dependientes de unas cuentas públicas sostenibles y de un sistema financiero estable, ya que, de otra manera, la política monetaria puede acabar viéndose sujeta al riesgo de predominio fiscal, cuando las decisiones del banco central garantizan la solvencia del Gobierno, y al predominio financiero, cuando la política monetaria se preocupa cada vez más de los acontecimientos adversos a corto plazo en el sistema financiero.

En este sentido, Weidmann ha expresado su convencimiento de que “con un diseño adecuado” las compras de bonos soberanos son un instrumento “legítimo” de la política monetaria, aunque ha reiterado el riesgo relacionado con la peculiaridad de la eurozona de contar con una política monetaria única, mientras las políticas fiscales son de carácter nacional.

“Las compras de bonos gubernamentales implican el riesgo fundamental de mutualización de riesgos soberanos a través del balance del banco central, difuminando las fronteras entre política fiscal y monetaria en la zona euro”, ha señalado Weidmann, recordando que los bancos centrales del Eurosistema se han convertido en los acreedores más importantes de sus gobiernos, lo que podría llegar a cuestionar la independencia de las entidades.

Sobre el autor

Artículos Relacionados