Obama anuncia medidas para la reactivación de la economía de EEUU

No Comentado

Obama anuncia medidas para la reactivación de la economía de EEUU

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, ha anunciado un conjunto de medidas encaminadas a la reactivación de la economía del país, basado en la reducción del déficit público, y reafirmando a la vez su compromiso con las políticas sociales.

El inquilino de la Casa Blanca ha dicho que, “gracias al esfuerzo y a la determinación del pueblo estadounidense (…), podemos decir con renovada confianza que hemos limpiado los restos de la crisis y que el Estado de la Unión es más fuerte”.

A pesar de ello, ha advertido de que “todavía hay millones de estadounidenses cuyo duro trabajo y dedicación no se han visto recompensados. Por ello, ha instado a los dos partidos políticos a “asumir la tarea de nuestra generación: reiniciar el verdadero motor de la economía estadounidense: una clase media en alza”. “Nuestra tarea inacabada es restaurar el principio básico de que si trabajas duro, puedes salir adelante. No importa de dónde seas, cómo seas, a quién quieras”, ha apuntado.

Obama ha insistido en que ambos partidos deben superar el enfrentamiento que durante los dos últimos años ha paralizado el Congreso. En primer lugar, ha señalado la necesidad de seguir con el esfuerzo para reducir el déficit público, pero, al igual que hizo durante sus tres debates electorales frente al ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, ha defendido ajustar las cuentas públicas mediante una reforma fiscal equitativa.

El presidente de EEUU ha recordado que si ambos partidos no llegan a un acuerdo “entrará en vigor de forma automática un acuerdo que supone un recorte de un trillón de dólares, que acabará con prioridades como educación, investigación médica y energía”. “Algunos proponen evitar solamente los recortes en defensa. Esa idea es todavía peor”, ha sentenciado.

En contraposición, ha abogado por “una aproximación equilibrada al problema del déficit público, con recortes en el gasto y en el ingreso, con todo el mundo haciendo un esfuerzo justo, compartido”. “Eso es lo que voy a ofrecer esta noche”, ha anunciado.

En la partida de gasto, ha dicho que reformará el sistema Medicare para “ahorrar la misma cantidad de dinero durante la próxima década que las propuestas de la comisión Simpson-Bowles”. En concreto, ha anunciado que reducirá “los subsidios de los contribuyentes a las compañías farmacéuticas” y que basará el sistema de cobro en la calidad del servicio, no en el número de visitas o de recetas.

En la de ingresos, ha abogado por una reforma fiscal que permita acabar con “las lagunas y deducciones fiscales a los más ricos” y reducir los impuestos que pagan las pequeñas y medianas empresas para que puedan generar más puestos de trabajo.

Si bien, ha subrayado que la reducción del déficit público “no es un plan económico por sí solo”. Por ello, ha formulado una serie de propuestas que, aunque “no aumentarán el déficit público en un solo centavo”, reactivarán la economía estadounidense. “No necesitamos un Gobierno más grande, sino uno más inteligente”, ha sostenido.

Así, ha prometido seguir ahondando en la industria estadounidense el gas y del petróleo para reducir la dependencia del extranjero y seguir invirtiendo en energías renovables para proteger el medio ambiente. A este respecto, ha anunciado la creación de un fondo federal que subsidiará proyectos de eficiencia energética.

Por otro lado, ha señalado la necesidad de mejorar la red de infraestructuras de Estados Unidos y ha anunciado un plan para asistir a las ciudades y comunidades más deficientes en este sentido. “Tenemos que hacer lo que nuestras empresas necesitan, tenemos que atraer capital privado, tenemos que probar que somos el mejor país del mundo para hacer negocios”, ha dicho.

Sin embargo, ha considerado necesario que, en paralelo a todas estas medidas destinadas a la industria y los empresarios, “un día honesto de trabajo sea recompensado con salarios honestos”. Por ello, ha recuperado la propuesta de Romney de subir el salario mínimo federal a nueve dólares por hora. “Declaremos que en la nación más rica de la Tierra nadie que trabaje a tiempo completo vive por debajo del umbral de la pobreza”, ha instado.

Asimismo, Obama ha considerado necesario combinar los esfuerzos en materia económica con una red de apoyo social, fijando sus prioridades en la educación, la reforma migratoria y la igualdad de trato entre hombres y mujeres.

En cuanto a la educación ha propuesto diseñar un plan para que toda la población tenga acceso a la educación preescolar, mejorar el equipamiento en los institutos –centrando la inversión en ciencia y tecnología– y reducir los costes de la educación universitaria.

En materia migratoria, ha renovado su promesa electoral de impulsar una reforma integral en el Congreso. “Tenemos que garantizar que todo el mundo tiene la oportunidad de trabajar. Ha llegado el momento, pero tenemos que hacerlo con mayor seguridad fronteriza, con un camino responsable para ganarse la ciudadanía que incluye pagar impuestos, aprender inglés y ayudar a quienes intentan llegar de forma legal”, ha desgranado.

En último término, Barack Obama ha anunciado la creación de una comisión de expertos que han intervenido en su campaña electoral y en la de Romney, para cambiar el actual sistema de votación del país.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)